Logo del sitio

Nuevos avances tecnológicos dejarán obsoletos los condones y la vasectomía

  • Sistemas de control remoto para regular el esperma.
  • Ondas de ultrasonido para 'restar fertilidad'.
  • La investigación en anti-concepción masculina avanza.
Algunos de estos futuros métodos se encuentran aún en fase embrionaria. (FOTO: ARCHIVO)
Algunos de estos futuros métodos se encuentran aún en fase embrionaria. (FOTO: ARCHIVO)
ARCHIVO

Los hombres no tienen muchas opciones anticonceptivas entre las que elegir. La vasectomía es dolorosa y no existe vuelta atrás. Los condones restan placer y siempre existe el riesgo de que se rompan. También está la ruleta rusa, el coitus interruptus, algo que es mejor descartar si se quiere vivir tranquilo.

Pero la ciencia parece haber encontrado la respuesta para una contracepción reversible, fiable y sencilla para el género masculino. Se trata de alta tecnología aplicada al control del esperma, según informa el diario Times.

Multitud de laboratorios en todas las partes del mundo están trabajando para desarrollar nuevas técnicas para bloquear los conductos por donde fluye el esperma, eliminarlo antes de que sea expulsado del cuerpo e, incluso, codificar su producción. "Los hombres quieren nuevos métodos anticonceptivos", dice Elaine Lissner, directora del Male Contraception Information Project de San Francisco (EE UU).

Control remoto

Investigadores de la Universidad de Adelaida del Sur (Australia) han inventado un sistema de control remoto que permite a los hombres controlar con una válvula la regulación de expulsión de esperma. Del tamaño de medio grano de arroz, este dispositivo permite una vez inyectado en el cuerpo (un proceso para el que sólo se requiere anestesia local) modular la salida del semen de los conductos reproductores.

"En comparación con la vasectomía, que requiere de una cirugía dolorosa", dice el director de la investigación, el profesor Derek Abbott, "las micro-válvulas son una alternativa real y eficiente".

La demanda para implantarse este novedoso sistema anticonceptivo está siendo abrumadoramente alta. "Se están recibiendo peticiones de todas partes del planeta", dice Abbott.

Implantes temporales

Mientras tanto, otro equipo médico, esta vez de Minnesota (EE UU), está en fase de pruebas con lo que han bautizado como IVD (Intra Vas Device, en su siglas en inglés), unos diminutos implantes que bloquean el esperma.

Podría ser los equivalentes reversibles de la vasectomía, pero, dicen sus creadores, sin las molestias, los dolores y los arrepentimientos puramente melancólicos. Podría comercializarse antes de cinco años, y esperan tener la aprobación de los ministerios de Sanidad de Canadá, Estados Unidos y Europa antes de 2010.

Inyecciones de bloqueo

Uno de los nuevos métodos anticonceptivos en salir al mercado parece ser que será un compuesto inyectable cuya función es bloquear los conductos de salida del esperma. Actualmente está siendo desarrollado y probado en la India, y posiblemente estará disponible en las farmacias en dos años.

Según las explicaciones facilitadas por sus creadores, las inyecciones empiezan a hacer efecto diez días después de la primera dosis, no presentan efectos secundarios y si el usuario se arrepiente, los conductos pueden volver a desobstruirse de nuevo.

Ultrasonidos en los testículos

Aplicar ultrasonidos es otra de las promesas anticonceptivas más llamativas. Es simple, limpio y eficaz: una máquina aplica ondas de ultrasonido sobre los testículos durante diez minutos, volviendo inservible el esperma durante al menos seis meses.

Si bien el método es eficaz, aún existen dudas sobre cuántas sesiones de ondas puede soportar un hombre sin que corra el peligro de quedar impotente. Los científicos están afinando la técnica, que próximamente será probada en ratas de laboratorio.

El método más drástico

Siguiendo esta misma línea, se está concibiendo un método bastante más radical, que consiste en aplicar este tipo de ondas para realizar una vasectomía permanente, eso sí, sin necesidad de cirugía y mediante un proceso completamente indoloro. Una compañía californiana, Vitaly Medical Products, es la pionera en este tipo de solución definitiva.

Dificultades y olvidos

Pero no todo son buenas noticias, pues a pesar de que el futuro de los métodos anticonceptivos masculinos parece prometedor, existen algunos imponderables a los que la industria y la ciencia aún no han sabido responder. El más evidente, el financiero. Se necesitan grandes inversiones de dinero para seguir investigando y desarrollando una tecnología fiable.

Otro grave escollo es que todas estas investigaciones no han pasado, en la mayoría de los casos, de un estado embrionario, por lo que el horizonte hasta que se hagan realidad queda todavía bastante lejano. Como concluye Elaine Lissner, "la investigación en anticoncepción masculina es la gran olvidada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento