Tecnología espacial adaptada para garantizar la calidad del jamón serrano

  • Un sistema ideado para controlar la cantidad de líquidos en el cuerpo de los astronautas es adaptada con fines gastronómicos.
  • Ayudará a que los jamones curados no queden muy secos.
Jamones colgados en un bar.
Jamones colgados en un bar.
JOI
Un sistema desarrollado por la Agencia Espacial Europea (ESA) para medir la cantidad de líquidos que pierden los astronautas en sus viajes al espacio está siendo utilizada para comprobar cuánto líquido retiene el mejor jamón serrano español durante su proceso de curación.

La ESA explica en su página web que el jamón es una comida de la que una nación tan aficionada a la cocina como la española se siente especialmente orgullosa. Por eso se hacen necesarios
nuevos métodos para garantizar su calidad.

Un experto catador puede
determinar con sólo mirar, tocar y oler una pieza si el jamón merece la etiqueta de máxima calidad. Pero el principal criterio para decidir sobre este particular es analizar qué cantidad de agua ha retenido el jamón, una tarea complicada incluso hasta para el inspector alimentario más experimentado.

Para resolver ese problema la ESA ayudó a un productor español a adaptar una tecnología que fue desarrollada por la empresa española NTE. Se trata de un instrumento que
en un minuto puede realizar las mediciones necesarias y que fue creado en su origen para analizar la cantidad de líquido que tienen los astronautas en su cuerpo en condiciones de microgravedad.

Para ser calificado como curado, un jamón debe cumplir con ciertos requisitos referidos a la cantidad de líquidos.
Los jamones no pueden ser ni muy secos ni muy húmedos. Y el instrumento adaptado por la ESA ayudará a los productores a dar con el punto medio ideal.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento