¿Cómo se consigue el alargamiento óseo, con el que crecer hasta 16 centímetros?

  • Esta técnica quirúrgica se aplica sobre todo a personas con acondroplasia y más a varones que a mujeres.
Curugía
Suele ser necesario en torno a un mes para ganar un centímetro de altura.
GTRESONLINE

Cuando un hueso se rompe, éste se regenera naturalmente para arreglar la fractura. Esta 'habilidad' ha servido para que los expertos desde hace un tiempo hayan conseguido hacerles crecer más allá de su tamaño habitual con el objetivo de, entre otros puntos, ayudar a las personas con extremidades que tienen una talla baja de tipo patológico, o que presentan diferencias de longitud entre las mismas.

Esta técnica quirúrgica se conoce como ‘alargamiento óseo’ y suele realizarse con mayor frecuencia entre las personas con displasia ósea o acondroplasia, "con el objetivo de que puedan alcanzar una estatura en la media de la población general", según explica el doctor Javier Downey, integrante de la Unidad de Traumatología Pediátrica del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla, experto en este tipo de cirugías.

Con esta técnica se pueden crecer hasta 16 centímetros, según detalla el cirujano, a la vez que precisa que el perfil de paciente que generalmente se somete a este tipo de intervención son varones de 20 a 40 años. "Estos sufren una condición llamada 'disforia de estatura', una patología psicológica que no mejora hasta que la persona que la padece logra aumentar su altura", agrega Downey.

En el caso de las mujeres, este cirujano subraya que éstas cuentan con la ventaja de poder utilizar zapatos de tacón para disimular una baja estatura, "por lo que el número de pacientes femeninas que se interviene es menor".

¿En qué consiste esta operación?

 Desde el Paley Institute norteamericano, centro al que está adscrito la Unidad de Deformidades Óseas del Servicio de Traumatología Pediátrica de Quirónsalud Sagrado Corazón en el que trabaja Downey, un centro pionero en estas técnicas, explican: "El hueso se regenera mientras los segmentos del mismo son apartados lentamente, dando lugar a una enlongación del mismo. Básicamente consiste en modificar la longitud del hueso que no se ha desarrollado normalmente, o que ha sufrido algún tipo de patología capaz de modificar su integridad, aunque en algunas ocasiones puede estar indicada la actuación sobre el hueso aparentemente normal”, remarca.

"El hueso se regenera mientras los segmentos del mismo son apartados lentamente"

El cirujano señala que las intervenciones de alargamiento de huesos se venían haciendo tradicionalmente con fijadores externos, lo que conllevaba un mayor riesgo de infecciones y de fracturas, además de molestias por la presencia de los clavos y de los alambres que atravesaban la piel y el músculo.

Lo último en alargamiento de huesos

No obstante, su equipo del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla ha realizado por primera vez en España una cirugía de alargamiento óseo con clavo de acero, una nueva técnica con la que todo queda dentro del hueso, y con ello, las complicaciones se reducen y los pacientes ganan en movilidad. Se trataba de una paciente de 14 años que ha conseguido aumentar su estatura en ocho centímetros.

"Lo novedoso de esta intervención está en el clavo de acero ('Precice Stryde'), más rígido, que permite al paciente ponerse de pie al día siguiente de la intervención y, por tanto, iniciar la recuperación de forma inmediata", resalta el integrante de la Unidad de Traumatología Pediátrica de Quirónsalud Sagrado Corazón, que ha seguido estrictamente la técnica del Paley Institute norteamericano.

En los casos realizados con anterioridad, Downey precisa que se emplearon clavos de titanio que no permitían al paciente ponerse en pie hasta que se consolidaba el hueso, lo que retrasaba varios meses su recuperación. La paciente con los centímetros ganados en esta intervención logrará alcanzar una estatura de 1,56 metros.

En concreto, el especialista aclara que el clavo de alargamiento, colocado en el interior del hueso, dispone de un mecanismo interior que, estimulado por una unidad externa, se prolonga al modo de las antiguas antenas de los vehículos.

"El hueso se alarga a un ritmo de un milímetro al día y, una vez llegado a la longitud prescrita, se debe esperar a que consolide o cure. Este proceso puede durar varios meses, según la longitud que se desee alcanzar. Como regla general suele ser de un mes por cada centímetro alargado", sentencia Downey.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento