Labios menores: cómo llevarla hasta el cielo

  • Pilar Cristóbal habla ellos como un lugar para "entretenerse".
  • Su función es la misma que la del prepucio que cubre el pene.
  • La moda en Brasil es hacerse la cirugía estética en la zona.
Imagen de una mano sobre las piernas de una mujer.
Imagen de una mano sobre las piernas de una mujer.
SXC.HU/AURILEIDE
Te dejamos acariciando la vulva cerrada. Ahora, ha llegado el momento de abrirla y sentir lo que hay dentro. Lo primero que encontramos es que la piel que recubre la zona es totalmente diferente a la del resto del cuerpo. Se parece enormemente a la que tapiza el interior de la boca, por lo que también se le llama mucosa.

Es de un color especial que va del rosa claro al violeta oscuro, y cambia de color según los estados de ánimo, el momento del ciclo y los niveles de excitación.
También son cambiantes tu textura y su brillo que, a veces, adquiere tonalidades irisadas. Como veras, es un lugar para entretenerse un poco.

La misión de los labios menores
es la misma que la del prepucio que cubre tu pene, proteger el glande y el tallo del clítoris. No todas las mujeres tienen esta parte de su anatomía igual, a veces los labios menores son tan pequeños que se pierden en el interior de la vulva, y
a veces son tan grandes que sobresalen hacia el exterior aun cuando la vulva permanezca cerrada; a veces sólo sobresale uno.
Sin pelos pero con sensibilidad

A propósito, viene una moda de Brasil. Consiste en hacer la cirugía de los labios menores salientes
para dejarlos alojados en el interior de la vulva. Es esta otra de las grandes burradas de la mal llamada estética, otra forma de aumentar las ganancias de los cirujanos que se dedican a estos menesteres.

Las consecuencias de estas operaciones son nefastas, porque
se eliminan grandes áreas neuronales con la consiguiente disminución del la sensibilidad. Los labios menores no tienen pelos, pero están cubiertos de unas terminaciones nerviosas que los hacen extremadamente y gratamente sensibles (son mucho más sensibles al placer que al dolor). Trátalos bien y conseguirás llevarla hasta el cielo.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento