Con el móvil en la playa
Una mujer, consultando su teléfono móvil en la playa. GTRESONLINE

Todos esperamos con ansias que lleguen las vacaciones para poder descansar y liberar el estrés que suele generarnos la rutina. Sin embargo, sin darnos cuenta volvemos a estar de nuevo en el trabajo con la sensación de que no nos hemos relajado ni disfrutado lo suficiente. Esto es mucho más frecuente de lo que pensamos y tiene un motivo: no sabemos desconectar del trabajo independientemente de los días de vacaciones que tengamos.

La empresa de Recursos Humanos, Randstad, realizó un estudio que concluyó con una afirmación sorprendente y es que hasta el 30% de las personas son incapaces de desvincularse por completo del trabajo durante sus vacaciones. Pero aún es más insólito las razones por las que esto sucede.

En ocasiones, no desconectar del trabajo durante el periodo vacacional tiene que ver con las llamadas que realiza la empresa durante estos días de descanso. Los motivos por los que esto puede suceder son diversos. Desde pedir el teléfono de un cliente, hasta un informe que no se sabe dónde está. Además, según Randstad, el canal más frecuente de comunicación suele ser el WhatsApp.

No obstante, un 3,8% de los trabajadores contactan directamente con la empresa para ver si pueden ayudar en algo. Esto sugiere que existe una dificultad para desconectarse mentalmente del trabajo o, también, una incapacidad para ocupar el tiempo libre con otro tipo de actividades.

Desconectar del trabajo durante las vacaciones es vital


No saber desconectar del trabajo durante las vacaciones puede ser un problema. Según el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid "dejar de pensar en el trabajo evita el agotamiento psicológico que lleva al 'burnout'". El síndrome del burnout, cada vez más frecuente, provoca agotamiento emocional, baja productividad y estrés. Todo esto no solo repercute en el trabajo, sino en las relaciones personales.

Para evitar que todo esto suceda, existen algunos consejos efectivos para aprender a desconectar del trabajo durante las vacaciones. El primero de ellos es tener un móvil para el trabajo y otro personal. De esta manera, durante las vacaciones el móvil del trabajo no estará operativo hasta que estas terminen.

Otra forma de desconectar del trabajo durante las vacaciones es aprender a llenar el tiempo libre con actividades de ocio diferentes y novedosas. Por ejemplo, ir a la playa y aprovechar para hacer algún deporte (submarinismo o surf), aprender un idioma nuevo mientras se viaja, etc. De esta manera, se evita la necesidad de llenar el tiempo de ocio con tareas profesionales.

Para concluir, la mensajería instantánea y el uso de la tecnología ha conseguido que la línea entre lo que es nuestra vida laboral y privada no tenga unos límites definidos. Para evitar volver de las vacaciones con la sensación de no haberlas disfrutado por completo, es importante apagar el móvil del trabajo y llenar el tiempo libre de actividades que nos satisfagan y que no podemos hacer otros días del año. Solamente así podremos regresar de nuestro periodo de descanso llenos de energía y sin esa sensación agridulce de haber malgastado los días de vacaciones.