¿Quieres configurar tu coche a través del móvil? Así debes hacerlo
Además de configurarlo, las marcas ya ofrecen la posibilidad de abrir el coche desde el móvil. Pexels

Más de la mitad, en concreto el  56%, de los conductores españoles admite que su teléfono móvil es la mayor distracción al volante. Este es el principal dato que se puede extraer del estudio elaborado por Liberty Mutual Insurance, casa matriz de Liberty Seguros, que ha realizado una comparativa con Francia, Irlanda, Portugal, Reino Unido y Estados Unidos.

El estudio, basado en las respuestas de más de 8.000 ciudadanos de estos seis países, indica que los españoles son los que más se distraen con sus 'smartphones' mientras conducen. Practicamente el doble que los estadounidenses (29%), franceses (27%), irlandes (25%), e ingleses (18%).

Así pues la pantalla del móvil y la fatiga, debido a que no se respetan los periodos de descanso en viajes largos, son las principales distracciones de los españoles al volante. Pero, ¿qué otras cosas llaman la atención de los conductores cuando deberían estar centrados en la carretera?

Otro elemento clave en este tema es el navegador. En el mismo estudio, un 21% lo menciona como factor de distracción al volante, frente al 17% que registra Portugal, el 13% de Francia y Reino Unido, y el 10% de Irlanda.

Las distracciones también son peligrosas cuando se viaja acompañado, quizá no miremos el móvil porque valoremos la seguridad de todos los pasajeros, pero el hecho de compartir habitáculo con ellos ya afecta a la conducta de la persona que está al volante. En general, son los niños quienes generan mayores lapsus y preocupaciones ajenas a la carretera a los conductores españoles, aunque también las provocan amigos, parejas o familiares haciendo peticiones de cambios de temperatura, peleándose, moviéndose en la parte trasera del coche, o invintado al conductor a apartar la vista de la carretera.

Los resultados también marcan como punto importante que los ciclistas constituyen uno de los principales focos de distracción. Incluso, para los conductores españoles, los propios peatones funcionan también como fuente de despistes mientras se está conduciendo

Las acciones paralelas mientras se conduce también son fuente común de lapsus que pueden acabar provocando un accidente, pero en España solo un 3% de los conductores suele llevarlas a cabo. Se trata de tareas tales como comer o maquillarse.