Nueces de macadamia
Originarias de Australia, las nueces de macadamia se cultivan mucho en Hawái. NUTS.COM

Ciencia y alimentación se unen en esta histora sorprendente. Las nueces de macadamia ya son habituales en nuestra despensa de frutos secos. Las tomamos crudas, tostadas y añadidas a algunos postres. Crecen en unos árboles, la Macadamia, que suelen ser pequeños, pero pueden alcanzar hasta los 12 metros.

Pero de entre todos los miles, millones de árboles de macadamia que hay en el mundo, toca fijarse sólo en uno. Es un árbol sobresaliente que está en Australia. Y lo es porque sólo este ejemplar es el "padre" del 70% de las nueces de macadamia del planeta.

Un estudio de la Universidad de Southern Cross (Australia) ha descubierto que alrededor del 70% de los cultivos comerciales de macadamia que hay en el mundo tienen su origen en un solo árbol, plantado en el siglo XIX en la ciudad de Gympie, en Queensland (Australia). Las nueces de macadamia no son cosa menor en ese país: en 2017 supusieron el 14% de sus exportaciones hortofrutícolas.

Hawái tiene muchas hectáreas con árboles de macadamia, plantados con fines comerciales. Los investigadores tomaron cientos de muestras de ADN de los árboles en su hábitat natural de Australia y de los de las plantaciones hawaianas. Los compararon.

Lo que descubrieron es que todas las macadamias de Hawái comparten marcadores distintivos con un pequeño grupo de árboles silvestres en Gympie. El estudio, que publican en Frontiers in Plant Science, sugiere que todas las plantaciones de macadamia de la isla hawaiana fueron clonados de un solo árbol, el australiano.

"Fue un poco chocante ver qué estrecho era el acervo genético a partir del cual se desarrollaron las plantaciones de Hawái", comenta Catherine Nock, primera autora de la investigación. "Representan alrededor del 70% de los árboles que se cultivan en huertos en todo el mundo", comentó a ABC News.

Efectivamente, a finales del siglo XIX se llevó a Hawái una pequeña colección de semillas de macadamia. Las macadamias se reproducen a través de injertos y los registros históricos sugieren que tal vez se cultivaron seis árboles de esa misma muestra de nueces.

El estudio de Nock señala que tres de las cuatro especies silvestres de macadamia que viven en Queensland están amenazadas y una está en peligro de extinción. Se considera que el árbol de estas nueces más antiguo del mundo se plantó en 1858 en los jardines botánicos de Brisbane (Ausralia). Y ahí sigue.