Cuatro claves para vender tu coche lo antes posible
Unas buenas imágenes del coche pueden hacer que la primera impresión sea positiva.  Pixabay

Vender un coche de segunda mano no es tarea fácil. La oferta existente en el mercado automovilístico hace que sean muchos los competidores.

A la hora de poner un coche a la venta, lo primero que hay que hacer es realizar una labor de investigación para comprobar el precio que tienen los turismos similares en marca, kilometraje, antigüedad...

Según un estudio elaborado por Oliver Wyman, el 87% de los consumidores confía en la búsqueda online para informarse sobre un coche.
Si estás pensando en poner a la venta tu coche en internet hay una serie de trucos que harán que se venda antes que otros vehículos similares.

Sacar buenas fotos

Unas buenas imágenes del coche pueden hacer que la primera impresión sea positiva. Cuantas más fotos del vehículo mejor. Tanto la calidad como la cantidad de las imágenes puede influir en la decisión de compra. Además, a los compradores les gusta ver todos los puntos de vista posibles, tanto por fuera como por dentro. Otra de las claves es fotografiar los extras del vehículo ya que lo pueden diferenciar frente a otros modelos similares. Lo ideal es realizar las fotos con luz suficiente y siempre de manera apaisada.

Coche reluciente

Tanto el interior como el exterior deben estar completamente limpios. Carrocería, cristales, alfombrillas, tapicería... todo tiene que estar en el mejor estado posible. El olor, aunque no lo parezca, es otro factor importante que hay que tener en cuenta cuando el futuro comprado va a ver el coche. Recuperar el olor a nuevo es posible con unos sencillos trucos.

Documentación en regla

Tener toda la documentación en regla es necesario a la hora de vender el coche. El certificado de la ITV, el permiso de circulación del vehículo, el recibo del pago del impuesto de circulación, las facturas con las revisiones que se le han hecho al coche... con toda esta información, le será más fácil al futuro comprador decidirse.

Una visita al taller

Es recomendable llevar el coche al taller para comprobar que todo funciona correctamente. Una revisión completa para dejar el coche a punto suma puntos a la hora de convencer a un posible comprador.