Huawei
Una empleada revisa un teléfono Huawei en una tienda de la marca en Bangkok (Tailandia). Rungroj Yongrit / EFE

La marca de smartphones Honor ha presentado su nueva familia de terminales insignia Honor 20, compuesta de tres modelos (Honor 20, Pro y Lite). En ellos ha potenciado la vertiente gráfica, con una configuración de cámara múltiple con un sensor principal de 48 megapíxeles (MP), que en el modelo Pro alcanza los cuatro sensores de imagen.

No es una presentación más. Y es que Honor es una submarca de Huawei. Es decir, que se presentan nuevos modelos pese a la tormenta originada por la decisión del Gobierno de Estados Unidos de incluir a la compañía china en la lista de empresas que suponen "amenaza para la seguridad nacional", cuya consecuencia más llamativa ha sido que Google suspende parte de sus negocios con Huawei.

Pese a ello Huawei, en este caso Honor, no altera por el momento sus planes. La nueva familia de terminales insignia Honor 20 se iba a lanzar el 21 de mayo a nivel global y así ha sido. En España, como estaba previsto, se saldrá a la venta a principios de junio.

Los nuevos teléfonos móviles estarán a la venta por un precio recomendado en España de 499 euros para el Honor 20 estándar (configuración de 6+128GB), 599 euros para el Honor 20 Pro (8+256GB) y de 299 euros para el gama media Honor 20 Lite (4+128GB, Kirin 710).

Huawei ultima su propio sistema operativo

Aunque el Gobierno de Donald Trump ha dado tres meses de tregua comercial a Huawei, la empresa china asume el peor de los escenarios y que Google suspenderá sus negocios con Huawei tras su inclusión en la lista negra del presidente norteamericano.

En ese sentido, el CEO del negocio de Consumo de Huawei, Richard Yu, ha dicho que su sistema operativo alternativo a Android y Windows estará disponible en otoño como pronto, y será compatible con las aplicaciones del sistema operativo de Google.

Según informa el medio chino Caijing, que recogen e XDA-Developers, el sistema operativo de Huawei funcionará en ordenadores, teléfonos móviles, televisores, tabletas y otros dispositivos electrónicos que quedarán unificados bajo un mismo sistema.

El sistema que reemplazaría a Android se conoce internamente por el nombre en clave Hongmeng OS y, aseguran, será compatible con todas las aplicaciones de Android y las aplicaciones web. La compañía china llevaba tiempo preparándose para la ruptura de relaciones comerciales con EE UU y, según cuenta Global Times, su sistema operativo móvil ya se encuentra en pruebas.
 
El pasado domingo, se conoció que la compañía china había sido incluida en una "lista negra" de empresas que suponen una "amenaza para la seguridad nacional", lo que se ha traducido en la imposibilidad de adquirir productos o servicios de empresas estadounidenses, que ha llevado a que compañías como Google, Microsoft o Intel hayan roto sus acuerdos de negocio.