Instagram
Captura de una de las historias de Instagram inspiradas en el caso real de Eva Heynam. INSTAGRAM EVA.STORIES

La cuenta de Instagram eva.stories fue creada el pasado 1 de mayo bajo una premisa: "¿Qué pasaría si una chica en el Holocausto hubiera tenido Instagram?" La respuesta es una serie de historias que recrean los últimos días de la adolescente judía Eva Heynam, considerada la 'Anna Frank húngara' y que fue gaseada en Auschwitz por los nazis el 17 de octubre de 1944.

La joven escribió un diario que ha sido la base para que el magnate israelí Mati Kochavi y su hija Maya crearan una especie de película narrada a través de Instagram, con el fin de que los 6 millones de judíos asesinados por los nazis en el Holocausto no queden en el olvido.

La protagonista es la actriz británica Mia Quiney. Con una cámara que simula ser un móvil, la actriz graba 70 historias en las que narra, incluyendo etiquetas e incluso emoticonos, los últimos días de su vida, hasta que es subida a un tren de la muerte con destino a Auschwitz. En la producción participaron 400 personas, informa la BBC.

La cuenta tiene 1,5 millones de seguidores, pero ha sido acogida con disparidad de opiniones en Israel. Kochavi cree que "cada vez quedan menos supervivientes" y "es imperativo encontrar nuevos modelos para salvaguardar su testimonio". El propio primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha mostrado su apoyo al proyecto

En cambio, otras voces creen que el proyecto es "frívolo" y "trivializa la historia". "Se trata de una muestra de mal gusto", dijo el profesor Yuval Mendelson en el diario Haaretz, el principal medio israelí. Mendelson cree que no es legítimo "que exista una cuenta ficticia de Instagram de una niña asesinada en el Holocausto" y añade que "el camino que va de las historias de Eva a hacerse selfies en las puertas de Auschwitz es corto".