¿Qué coches no tienen que llevar la etiqueta medioambiental de la DGT?

El uso de estas etiquetas es recomendable, pero no obligatorio.
El uso de estas etiquetas es recomendable, pero no obligatorio.
DGT

El pasado 24 de abril, la Comunidad de Madrid endureció las restricciones para conducir por el nuevo Madrid Central. Un proyecto, cuyo origen se remonta al Plan Nacional de Calidad del Aire 2013-2016, cuya finalidad radica en prevenir y disminuir la contaminación del tráfico en el centro de la capital de España.

Para ello, la DGT ha creado las etiquetas medioambientales con las que pretende clasificar los diferentes vehículos en función de cuál sea su contaminación medioambiental. Se trata de cuatro distintivos: Cero emisiones, Eco, C y B, que tienen un precio de cinco euros. Sin embargo, ¿están todos los coches obligados a lucir estas etiquetas?

Hasta el momento, las etiquetas medioambientales no son obligatorias, aunque sí voluntarias, ya que pueden reportar al propietario determinados beneficios fiscales. Los vehículos que no deben lucir ninguno de estos distintivos son aquellos modelos de gasolina anteriores al 2000 y los diésel previos al año 2006.

Para saber si un vehículo debe o no portar los distintivos ambientales y, en caso afirmativo, cuál le corresponde, la DGT cuenta con un servicio gratuito en su página web en el que un conductor introduce su matrícula y el sistema le indica qué distintivo le corresponde.

En el caso de los coches que no tienen que llevar etiqueta, la DGT explica que "su vehículo no cumple los requisitos para ser etiquetado como vehículo limpio".

La clasificación del parque tiene como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz al servicio de las políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento