'Renting' o 'leasing': una nueva opción si se busca un coche nuevo

En 2018, las cifras de matriculaciones acumuladas por el ‘renting’ se elevaron a 267.732 unidades.
En 2018, las cifras de matriculaciones acumuladas por el ‘renting’ se elevaron a 267.732 unidades.
Freepik

Llega un momento en el que el coche actual ya no suple las necesidades del conductor y, sin embargo, puede no ser el mejor momento para cambiarlo, puesto que no se dispone de la liquidez suficiente para asumir los primeros pagos. Para combatir este problema y para seducir a aquellos amantes de las cuatro ruedas que buscan estar siempre a la última, se han creado fórmulas que permiten disponer de un coche sin tener que comprarlo ni pagar su entrada. Se trata del 'renting' y del 'leasing', dos sistemas que cuentan con ventajas fiscales para autónomos y empresas. Fuera del terreno laboral, cualquier consumidor puede decantarse por estas opciones para evitarse los inconvenientes de tener un coche en propiedad que son, principalmente, los gastos que estos genera.

De hecho, cada vez son más las personas que apuestas por estas fórmulas. Según la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) las cifras de matriculaciones acumuladas por el ‘renting’ en 2018 se elevan a 267.732 unidades, récord hasta el momento de este mercado. Esto supone un incremento del 7,7% respecto a 2017. Dentro de estas opciones, los vehículos eléctricos son una de las opciones más destacadas al suponer el 1,70% del total de matriculaciones de ‘renting’ y el 33,41% del total de este tipo de coches registrados en el mercado español. Según los datos publicados por AER, en los últimos tres años los vehículos adquiridos por ‘renting’ se han multiplicado por más de cinco.

Las cifras avalan la eficacia de estas fórmulas, pero, ¿en qué consisten realmente?

  • 'Renting’. En este caso, se formaliza un contrato de alquiler a medio o largo plazo del vehículo por el tiempo que el conductor requiera. Una vez terminado este periodo, se cambia por un nuevo modelo sin gastos adicionales. El pago mensual a la empresa de ‘renting’, propietaria del vehículo, incluye los impuestos, el seguro, el mantenimiento, la cobertura de averías y otros servicios.
  • ‘Leasing’. En comparación con el sistema anterior, este si que requiere un mínimo de dos años con el coche en alquiler, periodo tras el cual se puede optar a su compra. En la cuota mensual se incluye solo la financiación, puesto que la intención final del cliente es adquirir el coche, aunque finalmente no esté obligado a ello. Los servicios están excluidos. Además, el ‘leasing’ se formaliza con una entidad financiera.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento