Hyundai presenta el primer airbag de colisión múltiple
El 30% de todos los accidentes implica un impacto secundario de acuerdo con los datos de NHTSA. Hyundai

Hyundai Motor Group ha anunciado el desarrollo y futura comercialización del primer sistema de airbags de colisión múltiple del mundo que mejorara significativamente el rendimiento de los airbags en accidentes de colisión múltiple. Este tipo de accidentes son aquellos en los que el impacto primario es seguido por colisiones con objetos secundarios, como árboles, postes eléctricos u otros vehículos, que tienen lugar en tres de cada 10 accidentes.

Los sistemas de airbag actuales no ofrecen protección secundaria cuando el impacto inicial es insuficiente para hacer que se desplieguen. Sin embargo, el sistema de airbags de colisión múltiple permite que las airbags se desplieguen de manera efectiva en un impacto secundario al calibrar el estado del vehículo y los ocupantes.

La nueva tecnología de Hyundai detecta la posición de los ocupantes tras una colisión inicial. Cuando los ocupantes se ven obligados a ocupar posiciones inusuales, la eficacia de la tecnología de seguridad existente puede verse comprometida. Esta tecnología está diseñada para desplegarse aún más rápido cuando los sistemas de seguridad iniciales pueden no ser efectivos, lo que brinda seguridad adicional a los conductores y pasajeros que son más vulnerables. Al recalibrar la intensidad de colisión requerida para el despliegue, el sistema de airbag responde más rápidamente durante el impacto secundario, lo que mejora la seguridad de los ocupantes de vehículos con múltiples colisiones.

Según las estadísticas del National Automotive Sampling System Crashworthiness Data System, aproximadamente el 30% de los 56.000 accidentes de vehículos de entre 2000 y 2012 en la región de América del Norte fueron afectados por colisiones múltiples.

Los principales accidentes de colisión múltiple fueron aquellos en los que el automóvil rebasó la línea central (30,8%), seguidos de los causados por una parada repentina en peajes de autopistas (13,5%), colisiones en las barreras de contención de autopistas (8%) y por último, deslizamiento lateral y colisión con árboles y postes eléctricos (4%).