Rodilla
Un fisioterapeuta tratando el dolor de rodilla. Pixabay

Europa ha aprobado recientemente el uso de un analgésico que ha demostrado su eficacia para contrarrestar el dolor en pacientes con traumatismos en cuestión de minutos.

Según ha publicado el diario El País, se trata del Penthrox, un fármaco que se aplica a través de un inhalador y cuyos efectos superan a otro tipo de tratamientos habituales en estos casos, como los administrados por vía intravenosa —antiinflamantorios y opioides—. Se trata así de una alternativa a la morfina, por ejemplo.

Este bálsamo se aplica como un inhalador de mano, siempre bajo supervisión médica, y la sustancia principal en la que se basa es el metoxiflurano. De hecho, se emplea desde hace más de 40 años en países como Australia o Nueva Zelanda, a pesar de que a Europa ha llegado ahora y se comercializará con el nombre de Penthrox.

Alberto Borobia, investigador español al frente del ensayo de este fármaco, ha lanzado un mensaje prometedor respecto a los resultados que han obtenido: "Se notan los primeros efectos a los 3 minutos y a los 10 minutos los pacientes reducen su dolor en un 50%", ha indicado Borobia.

A pesar de su eficacia, está previsto que el Penthrox se aplique siempre bajo control de personal sanitario, nunca en el ámbito doméstico, y se empleará en situaciones concretas que precisen aliviar urgentemente el dolor, como podría ser una fractura, luxación, quemadura o contusión.

Asimismo, no es apto para los dolores crónicos, ya que funciona para aliviar rápido el dolor, pero tiene un efecto de corta duración, entre 25 y 60 minutos. Los efectos secundarios más frecuentes son mareos y somnolencia, aunque este experto resalta que siempre son leves y transitorios.

Pese a ello, su eficacia para acabar con el dolor moderado y severo, la rapidez con la que alivia y su aplicación fácil y práctica en pacientes son los tres elementos hacen que el Penthrox sea un fármaco único, según Borodia.