Queso parmesano
Queso parmesano GTRES

"¿Y cómo avalará la hipoteca de su piso? Con esto estupendo parmesano de 40 kilos". No parece una conversación muy normal en un banco, salvo que se trate de un chiste de italianos o que estemos en una oficina de Credito Emiliano, un banco que, efectivamente, acepta depósitos de este preciado queso como garantía de los préstamos que concede.

Se trata de una entidad situada en el corazón de la región Emilia Romagna, que dede 1953 mantiene esta original política económica para sus avales. El resultado es un depósito de quesos con más de 300.000 de estas preciadas ruedas de parmesano y un valor que se calcula en unos 160 millones de euros. ¿Quién quiere oro pudiendo tener queso?

Aunque pueda parecer una excentricidad italiana, en realidad el sistema tiene su lógica. No sólo por encontrarse en la mayor zona productora de esta variedad, sino porque se trata de un producto muy caro y que requiere tiempo para ganar valor.

El problema es que algunos productores se veían obligados a vender sus quesos antes de tiempo para poder conseguir así dinero metálico y mantener a flote sus empresas. Conscientes de esto, desde el banco propusieron adelantar ese dinero a cambio de quedarse con algo de queso como garantía. Queso que, lógicamente, iba a ir aumentando su valor con el paso de los años.

Pero no se trata sólo de una brillante jugada económica sino que, según explican los directivos, también es un compromiso de la entidad con los productores de la zona y su producto más valorado.