Café
Café.

Consumir café durante el embarazo puede llegar a duplicar el riesgo de sufrir un aborto, asegura un estudio publicado por la revista estadounidense American Journal of Obstetrics and Gynecology (inglés).

Según el informe, el consumo de café, incluso de forma moderada, aumenta el riesgo de aborto entre las embarazadas, especialmente, en los primeros meses de gestación.

Ingerir unos 200 miligramos de cafeína, la cantidad contenida en dos o tres tazas de café, puede duplicar el riesgo de aborto en las primeras semanas de embarazo, según la citada revista.

Sin cafeína los cuatro primeros meses

Las mujeres embarazadas deberían dejar de tomar café durante, al menos, los tres o cuatro primeros meses de embarazo, asegura el responsable del estudio, De-Kun Li, un experto ginecólogo de la División de Investigación de la Kaiser Permanente en Oakland, en California.

Las mujeres que consumían café tuvieron un 12% más de abortos espontáneos

Muchos especialistas en Tocología ya habían advertido en otros estudios de la necesidad de limitar el consumo de cafeína durante los meses de embarazo.

El estudio de Li fue realizado sobre más de un millar de gestantes, quienes se encontraban en una media de diez semanas de embarazo y a las que se preguntó sobre la cantidad de cafeína que tomaban diariamente.

Según el especialista, el 12,5% de las mujeres que no consumían cafeína tuvieron un aborto espontáneo, mientras entre las embarazadas aficionadas al café y con un consumo de unos 200 miligramos al día, las interrupciones de embarazo alcanzaron el 24,5%.

Li afirma que estos datos deben ser tomados con prudencia, aunque para él resulta evidente el riesgo que implica para una embarazada tomar demasiada cafeína.