Apnea del sueño
La apnea del sueño es un trastorno con muchas implicaciones negativas para salud. MUY INTERESANTE

La apnea obstructiva del sueño (AOS) es una patología que ocurre durante las horas del sueño y que se asocia a problemas de salud graves como el cáncer, hipertensión arterial, ictus, infarto de miocardio, trastornos neurocognitivos, insuficiencia renal, gota e incluso la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico.

Se produce cuando hay ausencia de respiración, caracterizado por al menos cinco interrupciones de la respiración en una hora mientras se duerme y e en los casos más graves puede estar acompañada de ronquidos.

Se estima que entre el 6 y el 10 por ciento de la población de mediana edad puede padecer este trastorno respiratorio, cuyo principal factor de riesgo es la obesidad, aunque también puede afectar a niños.

Síntomas

El sueño es muy importante porque "es un periodo de tiempo en el que la mente tiene unas fases, que si se interrumpen conlleva una serie de alteraciones que repercuten a lo largo del día", advierte el doctor Felix Díaz Caparros en una entrevista a la Cadena Ser.

Afecta a la capacidad intelectual y el rendimiento cognitivo, pueden surgir complicaciones endocrinas, metabólicas, psicológicas, inmunológicas o psicomotoras, además de que aumenta el riesgo de hipertensión y la probabilidad de ictus y de demencia vascular. La falta de sueño también puede agravar o aumentar la probabilidad de desarrollo de otro tipo de enfermedades como la enfermedad de Parkinson o posiblemente el Alzheimer", explica Carles Gaig, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Bajo el lema "Únete al mundo del sueño, conserva tus ritmos para disfrutar de la vida", la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) insiste, en una nota, del peligro que tienen las personas que padecen apnea de sufrir accidentes de tráfico por la posibilidad de dormirse al volante.

Tratamiento

Se aconseja dormir entre 7 y 8 horas seguidas durante la noche y crear una atmósfera adecuada para el descanso como una habitación tranquila, oscuridad, comodidad, sin aparatos electrónicos y evitar el consumo de cafeína, alcohol o hacer ejercicio al menos una hora antes de acostarse.

"Dormir bien es una condición innegociable, para garantizar el bienestar y ayudar a prevenir enfermedades", asevera el neumólogo y coordinador del Área de Sueño de Separ, Carlos J. Egea.

"Hay diversos tratamientos dependiendo del problema", afirma el doctor Díaz Caparros. Hay que acudir al médico para que este realice un diagnóstico adecuado, "ya que hoy en día hay muchas herramientas", concluye.