Plato de pasta (public domain)
¿Sabes lo que comes? PIXNIO

Ir a la compra resulta un acto cotidiano para muchas personas. Pero no lo es tanto el pararse a revisar el etiquetado de la cesta de la compra en cuanto a productos alimentarios se refiere. Leer las etiquetas de los alimentos es la clave para saber qué comemos.

La Unión Europea establece un reglamento ( nº1169/2011) sobre la Información Alimentaria Facilitada al Consumidor. Su finalidad es proteger la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información para así poder tomar decisiones consecuentes y responsables. Estas normas mejoran el etiquetado en todos los productos, envasados y no envasados, para que porporcionen información útil, legible y comprensible al consumidor.

Cada producto puede llevar la información al consumidor en lugares diferentes de los envases pero todos están obligados a señalar de manera clara la siguiente información:

Gráfico sobre el etiquetado de alimentos

1. Fechas duración/caducidad

La fecha de duración es la fecha hasta la que el alimento conserva sus propiedades: "consumir preferentemente antes del..." seguido del día/mes/año o "consumir preferentemente antes del fin de..." seguido de mes/año o solo año. La fecha de caducidad aparece en productos muy perecederos, como el pescado fresco o la carne picada: "fecha de caducidad..." seguido del día/mes y eventualmente el año.

2. Ingredientes

La lista de ingredientes (de mayor a menor peso) incluye las sustancias o productos que se utilizan en la fabricación del alimento y que permanecen en el producto final. Es obligatoria excepto en algunos productos, como por ejemplo los productos que proceden de un solo ingrediente; frutas, hortalizas y patatas sin manipular; vinagres de fermentación sin otros ingredientes añadidos; queso, mantequilla, leche y nata fermentada sin ingredientes añadidos en el proceso; bebidas que tengan más de 1,2 % en volumen de alcohol. La información nutricional incluirá el valor energético y las cantidades de grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteinas y sal.

3. Denominación

Indica qué es exactamente lo que se ofrece. Debe incluir la denominación legal del alimento, y si ésta no existe, se utiliza la denominación habitual o descriptiva, de forma que podamos saber en todo momento de qué se trata.

4. Fabricante/procedencia

Obligatorio, sobre todo en las carnes envasadas de algunas especies (ovino, porcino, caprino y aves de corral) es obligatorio facilitar información sobre el país de origen o el lugar de procedencia. Reglamento de Ejecución (UE) Nº1337/2013 de la Comisión.  Es voluntario por parte del fabricante el añadir un teléfono de información al consumidor.

5. Cantidad neta

La cantidad de producto se expresa en litros, centilitros, mililitros, kilogramos o gramos, según el tipo de producto.