La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) del Noroeste ha asegurado que la compensación por copia privada le corresponde a los fabricantes de tecnología. El director de la SGAE-Noroeste, Javier Vidal, en una nota de prensa hecha pública este sábado, denuncia la tergiversación que se hace desde "algunos medios de comunicación" de este mal denominado "canon digital" y recuerda que "no es algo nuevo, porque de hecho está implantado en España desde el año 1992".

Una medida que "anima al usuario a efectuar grabaciones particulares de forma legal".

Esta asociación, después de indicar que no se debe confundir "copia privada con piratería", asegura que la compensación por copia privada permite al usuario grabar legalmente, en el ámbito doméstico, una obra protegida, lo que traduce como que una medida que "anima al usuario a efectuar grabaciones particulares de forma legal".

 

El presidente de la SGAE-Noroeste afirmó que "los fabricantes de tecnología deben asumir, por Ley, la compensación por copia privada" y dejar de repercutirla en el usuario.

"Debemos exigir, tanto las entidades de gestión de derechos, como el consumidor final, que los poderosos fabricantes de tecnología abandonen su postura insolidaria y se hagan cargo de sus obligaciones, sin inflar los precios", afirmó Javier Vidal. Recuerda la SGAE que los ingresos derivados de la compensación por copia privada van a parar al conjunto de entidades de gestión representativas de diferentes colectivos dentro del gremio, como los artistas, autores y productores.