Jennifer Aniston y Reese Witherspoon
Las actrices Jennifer Aniston y Reese Witherspoon, juntas en los American Cinematheque Awards de 2015. GTRES

Funciona, sí. Te hace perder kilos rápidamente y no implica carencias nutricionales. O eso dicen. ¿Quién lo afirma? Lady Gaga, Reese Witherspoon, Jennifer Aniston, Hedi Slimane (ex director creativo de Saint Laurent)... son algunos de los que creen que la Baby Food Diet (y también alguna otra celebrity que no se atreve reconocerlo) es efectiva.

#breakfast in #Oklahoma... cinnamon tea and bacon. YUM!

Una publicación compartida de Lady Gaga (@ladygaga) elDic 9, 2017 at 5:22 PST

Parece que entre la kilométrica lista de dietas que hacen los famosos existía la imperiosa necesidad de incluir una que robase los potitos de los bebés.

El principio en el que se basa la Baby Food Diet (y el único) es en comer 14 potitos al día (ni uno más ni uno menos). Lo que vienen siendo alimentos homogeneizados.

Totalmente desaconsejada por los profesionales

La Journal of the American Medical Association desaconseja esta dieta, no porque sea letal sino porque se trata de un régimen que trastoca la alimentación de un adulto y una vez que se interrumpe, tiene efecto rebote.

No tiene mucho misterio. Los potitos sustituyen el desayuno y la comida, mientras que para la cena se puede ingerir algo más, pero con moderación.

La ventaja principal de la dieta del potito es que los alimentos están listos para comer en cualquier parte, incluso fuera de casa, y solo necesitas llevarte tu cucharita para no saltarte la dieta. Así ya no corres el peligro de picar entre horas. Encima, contiene poca fibra porque no hay nada para masticar (es semilíquido).

Como ya hemos dicho, los nutricionistas (y cualquiera con dos dedos de frente) la consideran una soberana chorrada.

Efectivamente, la Baby Food Diet te hace perder peso, pero no porque los ingredientes homogeneizados sean milagrosos. Pierdes kilos por el mero hecho de que una alimentación basada en 14 potitos (75 calorías cada potito) se puede definir como un régimen bajo en calorías o con el que te mueres de hambre.

Llevar una alimentación correcta y combinarlo con ejercicio sigue siendo la manera más saludable de adelgazar y de mantener la línea.