Cáncer de pulmón y tos: ¿cuál es la conexión?

  • Una tos persistente y que lejos de mejorar empeora puede estar asociada a algo más que un resfriado mal curado.
  • Existen diversos síntomas por los que la tos debería ponernos en alerta y acudir al médico.
El cáncer de pulmón puede manifestarse de diferentes maneras.
El cáncer de pulmón puede manifestarse de diferentes maneras.
GTRES

Muchas personas han experimentado alguna vez una tos persistente después de pasar un resfriado o la presentan cuando llevan años fumando. ¿Existen motivos por los que preocuparse por la tos cuando dura más tiempo del que debería? Solo en algunos casos, según explican desde Medical News Today.

La tos suele ser un recurso valioso y útil por el que el cuerpo se protege. Ayuda a los pulmones a eliminar los posibles gérmenes o elementos dañinos. A veces, sin embargo, que la tos no está vinculada a un resfriado o una infección y puede persistir durante semanas o meses a la vez. Esto puede llevar a la gente a preguntarse o preocuparse de que su tos es un signo de algo más grave, como el cáncer de pulmón.

Existen algunos síntomas que pueden hacer que debamos acudir a un médico cuanto antes si se prolonga más de lo habitual:

  • La tos presenta sangre o flemas con color oscuro.
  • Se tiene dificultad para respirar.
  • La tos provoca un fuerte dolor en el pecho.

Hay muchos síntomas distintos en la persistencia o empeoramiento de la tos que suelen estar asociados con el cáncer de pulmón. Algunos de estos síntomas incluyen: dolor en el pecho, toser sangre y dificultad para respirar (ya mencionados), pero también silbidos constantes en el pecho al respirar, voz más ronca, problemas al tragar, pérdida del apetito, pérdida de peso, fatiga, cansancio e infecciones frecuentes como neumonía o bronquitis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento