Médicos escoceses aplican un 'trasplante fecal' para combatir una bacteria mortal

  • Al paciente se le suministran 30 gramos de heces humanas a través de la nariz.
  • La bacteria ha matado en los últimos meses a 90 personas en tres hospitales británicos denunciados por falta de limpieza e higiene.
  • Para los médicos, el tratamiento es "el último recurso" para curar al infectado.
La bacteria Clostridium difficile.
La bacteria Clostridium difficile.

Podría ser uno de los tratamientos más desagradables de la historia de la medicina. Según informa Scotland on Sunday, un hospital escocés ha encontrado un remedio para luchar contra la bacteria Clostridium difficile, que ha causado recientemente 90 muertes en centros del Reino Unido, que consiste en someter a los pacientes infectados a un trasplante de excrementos humanos.

El método consiste es administrar al enfermo, gracias a un 'donante taburete', 30 gramos de heces humanas diluidos en agua por medio de un tubo a través de la nariz y dirigido hacia el estómago.

El Clostridium difficile reacciona contra algunos antibióticos que son suministrados al paciente para combatir su enfermedad y, al parecer, esta reacción puede solucionarse gracias al 'trasplante fecal', como ha sido llamado por los investigadores. Y es que con dicho tratamiento la bacteria se sitúa en niveles más bajos y no reacciona contra los medicamentos.

Gran efectividad

La efectividad de este trasplante es segura ya que ha sido experimentado en doce pacientes de un hospital de Glasgow y nueve de ellos no volvieron a tener problemas con esta bacteria. Uno se curó en un principio aunque luego recayó mientras que los dos restantes no mejoraron aunque, más tarde, sí reaccionaron bien al tratamiento tradicional de antibióticos.

Sin embargo, a pesar de los resultados positivos, los médicos consideran el 'trasplante fecal' como el "último recurso" debido a su dificultad y a los problemas antiestéticos del tratamiento, que involucra como donante, por ejemplo, a la pareja o a parientes cercanos del paciente.

La bacteria mortal suele infectar a los pacientes si éstos se encuentran con falta de higiene o limpieza. Un informe sobre los últimos 90 fallemientos en el Reino Unido reveló, por ejemplo, que las enfermeras que trabajaban en los tres centros involucrados no se lavaban las manos y dejaban a los pacientes tumbados sobre sus propios excrementos. El resultado fue que más de 1.000 personas fueron infectadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento