Sanitario vacuna a un niño
El calendario vacunal infantil de Andalucía incluirá desde el 1 de diciembre la vacuna contra el neumococo. EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Como todos los años, a comienzos de 2017 —concretamente el día 1 de enero— el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) presentó el calendario recomendado de vacunaciones anual. El nuevo documento trae consigo algunas variaciones respecto a 2016 que afectarán principalmente a los nacidos a lo largo del presente ejercicio y pretende facilitar un posible traslado de padres y menores entre comunidades autónomas.

El principal objetivo que pretende alcanzar el CAV con las modificaciones de este año es que "cada vez se vayan acercando más las posturas y se llegue a una homogeneidad entre comunidades", explica a 20minutos su coordinador, David Moreno. "Había vacunas que se ponían en unas comunidades y en otras no, ahora se ponen las mismas en todas", añade a pesar de que hay alguna diferencia.

Este año además se ha implantado en todo el territorio la vacunación frente al neumococo — a los 2, 4 y 11 meses— y la varicela —a los 15 meses y tres años, o a los 12 años para quienes no hayan pasado la enfermedad ni estén inmunizados—, que fueron aprobadas ya en 2015. Asi, la única excepción que existe es con la vacuna de la Hepatitis A: Ceuta y Melilla la incluyen, por vulnerabilidad, a los 15 y 24 meses y Cataluña la suministra a los 15 meses y 6 años, y a los niños de 11 años si no están protegidos o son susceptibles.

Había vacunas que se ponían en unas CC AA y en otras no, ahora se ponen las mismas en todasAdemás, Moreno subraya que el nuevo calendario trae consigo "dos ventajas: menos pinchazos y ahorro de costes". Y es que según muestra el documento publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el principal cambio realizado en la nueva pauta de vacunación se refiere a la reducción en el número de pinchazos.

"Se elimina la vacunación de difteria, tétanos, tosferina, poliomielitis, Haemophilus influenzae tipo B y hepatitis B que se administraba a los 6 meses, y se adelanta la dosis de recuerdo de los 18 a los 11 meses de edad". Es decir, se administrará una dosis de vacuna a los 2 meses, otra a los 4 y una tercera a los 11 meses de edad.

De esta manera se administrará un único preparado vacunal para proteger frente a las enfermedades mencionadas y los niños que comiencen con esta pauta —fundamentalmente a los nacidos en 2017—, recibirán otra dosis de recuerdo frente a difteria, tétanos, tosferina y poliomielitis a los seis años.

Sin embargo, todavía existen algunas diferencias. Por ejemplo "el calendario quita una dosis que se ponía a todos los recién nacidos de Hepatitis B" pero, aún quedan dos comunidades que siguen administrándola: Madrid y Castilla y León. Además, en la capital se mantiene una dosis contra el Meningococo C a los 2 y 4 meses cuando en el resto de comunidades se pone solo la segunda, pues la vacuna que allí se utiliza no admite la pauta de dosis única.

Cada comunidad tiene sus competencias

Y ¿por qué hay estas diferencias? Pues porque cada comunidad tiene competencias para adoptar su propio calendario, no están obligados a regirse al común recomendado. "Cataluña adelantó su implantación en 2016 y otras comunidades como Madrid están en proceso de integrarlo completamente", subraya el coordinador del CAV.

A pesar de la posible preocupación de los padres por la inmunización completa de sus hijos, pediatras y sanitarios afirman que "este nuevo calendario de vacunación sigue asegurando protección frente a todas las enfermedades incluidas en el mismo" y protege "de una manera similar" a la pauta utilizada con anterioridad.

No hay ningún tipo de peligro de bajada de defensas"Suponemos que no va a tener desventajas", reitera Moreno, que agrega que "no hay ningún tipo de peligro de bajada de defensas y estudios demuestran que no varía la protección". "Es una buena noticia porque los padres en esta dosis se ahorran un dinero que les interesa invertir en otras", finaliza.

Generalmente, las modificaciones en el calendario pueden deberse a la inclusión de nuevas vacunas, al cambio del número de dosis a administrar de una vacuna concreta (pauta de vacunación) o a la vacunacion a otras edades (estrategia de vacunación).

Los cambios también pueden producirse por que una enfermedad sea más frecuente o grave en determinados grupos de edad o a que se haya producido un cambio en el comportamiento de la enfermedad (aumento del número de casos o afectación de personas más vulnerables).