Niño viendo la televisión
Un niño viendo la televisión PIXABAY

Algo más del 20% de los niños de 6 años en España tiene una televisión o un reproductor de DVD en su habitación y en torno a un 10% cuenta con una videoconsola de juegos, lo que se asocia a un mayor riesgo de sobrepeso u obesidad.

Así se desprende de los resultados del último informe Aladino que cada dos años realiza el Ministerio de Sanidad a través de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), basado en datos de una muestra de 10.899 niños de 6 a 9 años recopilada entre noviembre de 2015 y marzo de este año.

El estudio busca analizar la incidencia del sobrepeso y la obesidad infantil en España y su relación con ciertos hábitos y situaciones sociales como la actividad física, el sueño o el uso de dispositivos electrónicos.

En este sentido, el trabajo muestra cómo un 25,4% de los niños de 6 a 9 años tiene una televisión o un DVD en su propia habitación, un 13,7% tiene videoconsola y hasta un 9% dispone de un ordenador personal.

La situación es cada vez más habitual a medida que crecen, aunque a los 6 años el porcentaje que ya tiene televisión propia es ya considerable (23,5% en niños y 20,3% en niñas), y es mucho más frecuente en niños, sobre todo en lo que respecta a las videoconsolas, ya que a cualquier edad hay el doble de niños que niñas con uno de estos dispositivos en su habitación (18% frente a 9,3%, en el total de menores de 6 a 9 años).

Además, el estudio muestra como el porcentaje se incrementa en función de su peso. Así, mientras que un 22,1% de quienes tienen un peso normal cuenta con una televisión en su habitación, el porcentaje se dispara hasta el 37,3% en quienes presentan obesidad.

Dos horas de videojuegos el fin de semana

De igual modo, entre los niños obesos hasta uno de cada cinco (19,1%) tiene consola y hasta un 12,3% dispone de ordenador en su habitación, frente al 12,1 y 7,8% de los niños con un peso normal.

Solo un 7% de los niños no ve televisión ni juega al ordenador o videojuegosEsta situación explica también la cantidad de tiempo que los niños de esas edades dedican a ver la televisión o jugar con ordenadores o videoconsolas. Tan solo un 7% de los niños analizados no veía la televisión ni jugaba al ordenador o videojuegos, mientras que el 40,9% de los escolares dedican hasta alrededor de dos horas al día a este tipo de juegos los fines de semana.

Este tipo de actividades se practican con más frecuencia por los varones, tanto entre semana como los fines de semana. E igualmente aumenta el tiempo dedicado con la edad y el peso del niño. Así, mientras que el 22,1% de los niños con un peso normal dedica más de dos horas al día a jugar con ordenador o videojuegos entre semana, y un 67% los fines de semana, la situación se dispara hasta el 29% y 71%, respectivamente, entre los menores con obesidad.