Carne
Los especialistas recomiendan un consumo moderado de carne. ALEXAS_FOTOS

A lo largo de la historia nos encontramos con multitud de personajes conocidos con algo en común. Desde Albert Einstein a Benjamin Franklin, pasando por Natalie Portman, Ellen DeGeneres, Gandhi, Paul McCartney y Charles Darwin. Todos tienen en común que decidieron eliminar de su dieta el consumo de carne. Pero, ¿por qué?

Diferentes estudios ponen de manifiesto los beneficios de dejar de comer carne. Un debate que siempre genera polémica entre los partidarios y detractores y que muchas veces conduce a conclusiones enfrentadas e irreconciliables, ya que. lejos de los efectos en la salud, siempre aparecen argumentos alrededor de los derechos de los animales o los económicos. Sin embargo, centrándonos exclusivamente en los estudios referidos a los efectos en la salud humana, hay varias evidencias que invitan a pensar en los beneficios cardiovasculares y de otros tipos que eliminar la carne de la dieta tiene en nuestro organismo.

En marzo de este 2016, un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences concluía que un mayor consumo de frutas y verduras, sumado a un descenso del de carne, podría evitar varios millones de muertes cada año hasta el 2050. Las personas que optan por dietas basadas en verduras y frutas a menudo experimentan una disminución en los niveles de colesterol en la sangre de hasta un 35%. Además, la alimentación libre de productos animales suele tener efectos antiinflamatorios en nuestro organismo cuando es alta en fibra, antioxidantes y otros fitonutrientes, de acuerdo a Forks Over Knives.

Otra investigación muestra que el consumo de proteína animal va ligada a un aumento de posibilidades de sufrir diabetes. Incluso teniendo en cuenta las diferencias de peso corporal, la relación entre riesgo de desarrollar diabetes es del doble entre quienes comen carne y los que no.

Desde la American Dietetic Association aseguran que la deficiencia de proteínas de la que se habla cuando se sigue una dieta sin carne es más un mito que una realidad y defiende el uso de alimentos alternativos como el tofu, las lentejas y las nueces para suplir el consumo de carne.

Por último, sustituir la carne por los alimentos mencionados también puede incidir en que ganemos menos peso.