CLASES DE CONDUCIR
Hay videotutoriales que ayudan a preparar tanto el examen teórico como el práctico del carné de conducir. VÍCTOR LÓPEZ

Los videotutoriales están de moda: clases de cocina, peluquería, maquillaje, carpintería, informática y, también, clases de conducir. Particulares y autoescuelas han querido aportar conocimiento a aquellos que no pueden acudir presencialmente a clase o que buscan repasar sus conocimientos de circulación a través de la Red con vídeos que preparan tanto el examen práctico como el teórico del permiso de conducción.

Pero, realmente ¿se puede aprender a conducir a través de vídeos? “Aunque los alumnos no adquieren habilidad práctica, los tutoriales ayudan a entender conceptos y a tomar decisiones”, señala Tomás Blánquez, gerente de Autoescuelas Gala, la autoescuela madrileña con mayor presencia en Youtube -tiene 17.273 suscriptores- del ámbito español. “La iniciativa surgió hace 4 o 5 años como una forma de acercarnos, sobre todo, al público joven a través de las redes sociales. Son un canal de comunicación muy útil”, explica Blánquez.

Autoescuelas Gala elabora sus vídeos cada 15 días aproximadamente y en función de las peticiones de sus alumnos y subscriptores.  “Cerca de un 20% de nuestro público en YouTube es de fuera de España”, declara el gerente como dato curioso, "nos viene bien tener la opinión y recomendaciones de estos usuarios ya que son muy activos a la hora de interactuar". Los vídeos de la autoescuela en Youtube son de libre acceso y, a pesar del gran número de visitas que tienen, no generan grandes beneficios. "El objetivo del canal no es ganar dinero", señala Blánquez, "por los vídeos de YouTube ingresamos unos 80 o 90 euros al mes".

La autoescuela apuesta por otros canales de vídeo para obtener ingresos. En la primera semana de mayo se embarcó en un proyecto de videotutoriales de pago en Vimeo para preparar a los alumnos para el examen teórico. "Cada tema cuesta 4,99 € y cada episodio 1,99 € ", explica Blánquez.

“No queremos que la gente se aprenda los recorridos de examen de memoria, sino que se familiarice con ellos”, señala por otro lado Dani Hernández, director de Marketing de DonCar, la plataforma web creada por dos profesores de formación vial que ayuda con vídeos a repasar contenidos de circulación y rutas de examen en cada ciudad por el precio de 15 euros a la semana.No se aprende a conducir con vídeos, pero sí a circular.“Nosotros grabamos las rutas de examen con mapas interactivos. Damos trucos y consejos para ir un poco más preparados. No se aprende a conducir con vídeos, pero sí a circular", explica.

DonCar cuenta ya con más de 15.000 alumnos virtuales en su web y ahora va a dar el salto a las clases presenciales. “Vamos a comprar un coche pronto, pero de momento derivamos a nuestros alumnos virtuales a autoescuelas que conocemos”, explica Hernández.

Matías Jiménez, director de Miteorico.net, otra web que se encarga de enseñar a conducir a través de vídeos, cree que la cuestión fundamental para enseñar es “adaptarse a las nuevas tecnologías”.  “Los vídeos permiten que, con la tranquilidad de estar en casa, los alumnos pillen el concepto a la primera y si no, pueden repetirlos las veces que quieran sin molestar a nadie”, declara Jiménez. El precio por semana de acceso a los test y los vídeos para el permiso de conducir Clase B es de 10 euros.

La Dirección General de Tráfico (DGT) no se opone a la libre enseñanza a través de YouTube si “las fuentes son fiables”. “Todo lo que sea formación, bienvenido sea”, defiende la DGT, “siempre y cuando el contenido sea correcto y adecuado”.