Virus informático
Android se está convirtiendo en el gran objetivo de ciberdelincuentes debido a su gran cuota de marcado. ARCHIVO

La compañía de seguridad Kaspersky Lab ha anunciado el descubrimiento de Triada, un nuevo troyano dirigido a dispositivos Android comparable, por su complejidad, con el malware basado en Windows. Es sigiloso, modular, persistente y creado por ciberdelincuentes muy profesionales. Los dispositivos que ejecutan la versión de Android 4.4.4. y anteriores son los que presentan mayor riesgo de infección.

Casi la mitad del top 20 de los troyanos de 2015 eran programas maliciosos con capacidad para robar los derechos de acceso de superusuario, es decir, que dan a los cibercriminales la posibilidad de instalar las aplicaciones en el teléfono sin el conocimiento del usuario. Este tipo de malware se propaga a través de aplicaciones que los usuarios se descargan e instalan de fuentes no fiables.

Otras veces, estas aplicaciones se pueden encontrar en la tienda oficial Google Play y se hacen pasar por una aplicación de juego o entretenimiento. También se pueden instalar durante la actualización de las aplicaciones, incluso en las que están preinstaladas en el dispositivo móvil.

Una característica distintiva de este malware es el uso de Zygote —el creador del proceso de aplicaciones en un dispositivo Android— que contiene bibliotecas del sistema y los marcos utilizados por cada aplicación instalada en el dispositivo. En otras palabras, es un "demonio" cuyo objetivo es poner en marcha aplicaciones de Android y esto significa que tan pronto como el troyano entra en el sistema, se convierte en parte del proceso de aplicación y puede incluso cambiar la lógica de todas sus operaciones.

Tras entrar en el dispositivo del usuario, Triada se implementa en casi todos los procesos de trabajo

Las prestaciones de este malware son muy avanzadas. Tras entrar en el dispositivo del usuario, Triada se implementa en casi todos los procesos de trabajo y sigue existiendo en la memoria a corto plazo. Esto hace que sea casi imposible de detectar y eliminar. Triada opera en silencio, lo que significa que todas las actividades maliciosas están ocultas tanto desde el usuario como desde otras aplicaciones.

Por la complejidad de la funcionalidad del troyano es evidente que los cibercriminales que están detrás de este malware son muy profesionales, con un profundo conocimiento de la plataforma móvil. Triada puede modificar los mensajes SMS salientes enviados por otras aplicaciones. Cuando un usuario está haciendo compras en la aplicación a través de SMS para juegos de Android, los ciberdefraudadores modifican los SMS salientes para recibir el dinero ellos.

Ya que es casi imposible desinstalar este malware desde un dispositivo, los usuarios tienen una opción para deshacerse de él: rootear el dispositivo y borrar las aplicaciones maliciosas de forma manual.