Los españoles: entre los más longevos de Europa, pero entre los que más sobrepeso tienen

  • "Las mujeres españolas viven más que el resto de las europeas. Eso es un logro tremendo", aseguran desde la Organización Mundial de la Salud.
  • En España, no obstante, el 23,7% de los mayores de 18 años eran obesos en 2014, mientras que en 2010 esa cifra era del 22,1%, según un informe de la OMS.
  • El sobrepeso afecta al 60,9%, cifra que supera en 1,7 puntos porcentuales a la de hace cinco años.
  • El consumo de alcohol y tabaco amenaza la alta esperanza de vida en Europa.
Una mujer con problema de obesidad.
Una mujer con problema de obesidad.
GTRES

La salud de los españoles es "extremadamente buena". Así lo asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS) basándose en la mayoría de los parámetros analizados en un informe sobre la región que ha sido presentado este miércoles. El análisis destaca la elevada esperanza de vida de España, pero alerta de que el avance del sobrepeso y la obesidad puede enturbiar esas cifras en el futuro.

Las españolas son las más longevas de un total de 52 países analizados y con datos de 2011. Su esperanza de vida al nacer se sitúa en los 85,5 años, lo que supone un ligero incremento desde los 85,4 de 2010. "Las mujeres españolas viven más que el resto de las europeas. Eso es un logro tremendo", señaló a Efe Claudia Stein, directora de la División de Información, Evidencia, Investigación e Innovación de la Oficina regional para Europa del organismo de la ONU. Los motivos para esa alta expectativa de vida son diversos: "Se debe a una combinación de estilo de vida y dieta, aunque también interviene el sistema sanitario del país".

En el caso de los hombres, el dato también ha subido, de 79,2 a 79,4 años. La comparativa con el resto los coloca en novena posición, solo superados por suizos, israelíes, chipriotas, islandeses, italianos, suecos, noruegos y holandeses.

El informe subraya que todas las causas de mortalidad están descendiendo en España y se encuentran "en línea o por debajo" de la media de Europa. En el caso de las cuatro principales enfermedades no transmisibles —dolencias cardiovasculares, cáncer, diabetes y dolencias respiratorias—, su prevalencia entre los hombres españoles de entre 30 y 70 años está decreciendo, mientras que entre las mujeres está entre las más bajas del continente. El ratio general es de 221,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes, lo que, con datos de 2012, sitúa al país en el cuarto en el que menos muertes hay por estas causas, de un total de 28. Esa cifra ha bajado desde los 228,4 de 2010.

Las muertes por causas externas —accidentes de tráfico, caídas accidentales, envenenamientos accidentales, suicidios, y homicidios y asaltos— se encuentran igualmente por debajo de la media. España siempre aparece entre los quince países con menos casos.

Baja el consumo de alcohol y tabaco

Entre los datos positivos, desde la OMS destacan también el descenso en los últimos años, aunque levemente, del consumo de alcohol. Ha caído de forma paralela al resto de países de Europa, mientras que el de tabaco lo ha hecho a un ritmo mayor. Si en 2010 fumaban el 32,1% de los españoles, ese porcentaje bajó al 31% en 2012.

España continúa no obstante entre los países más fumadores: el undécimo con mayor porcentaje de un listado de 41. Son principalmente las mujeres las que elevan la estadística, al ser las séptimas que más fuman, con un 28,3%. Solo son superadas por las ciudadanas de Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Alemania, Grecia y Croacia, e igualan a las de República Checa. Los hombres son los vigésimo cuartos que más tabaco consumen. Con un 33,8% se encuentran hacia la mitad de la tabla.

Menos deporte

Pero sin duda el aspecto que más preocupa a los responsables de la OMS en el caso de España es el sobrepeso. Afecta al 60,9% de los españoles mayores de 18 años, cifra de 2014 que supera en 1,7 puntos porcentuales a la de 2010. De un listado de 51 países, España es el noveno con más gente que pesa más de lo conveniente. En obesidad ocupa el puesto decimosexto, con un 23,7% de la población con dicho problema. Ese porcentaje sube desde el 22,1% de 2010.

"España disfruta de lo que llamamos dieta mediterránea, con bastante aceite de oliva y relativamente pocas grasas saturadas. Pero el hecho de que la obesidad se incremente no se debe solo a la dieta, también influye la actividad física, que ha caído, especialmente entre las generaciones más jóvenes", indicó Stein.

"Si la obesidad sigue aumentando como lo ha hecho hasta ahora puede poner en riesgo muchos de los buenos resultados que se han logrado en el ámbito de la salud. Eso sería una tragedia innecesaria, ya que la obesidad, como el consumo de alcohol y tabaco, son riesgos que se pueden evitar", concluyó la experta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento