Bacteria
Imagen de la Klebsiella pneumoniae. WIKIMEDIA

El uso excesivo de los antibióticos y la creciente resistencia antimicrobiana mata cada año a 25.000 personas y cuesta alrededor de 1.500 millones de euros de gastos sanitarios y pérdidas de productividad, sólo en Europa. Como dicen los responsables sanitarios y los científicos, el peligro de que los antibióticos dejen de servir es real.

Las superbacterias resistentes a los antibióticos cada vez proliferan más. Gran parte de la culpa la tiene el mal uso que hacemos de los antibióticos; así, las bacterias desarrollan mecanismos de resistencia de forma más rápida.

Las superbacterias proliferan cada vez más por el mal uso que hacemos de los antibióticosAnte este escenario, la Comisión Europea acaba de convocar un premio que dará un millón de euros a la persona o equipo que desarrollen un test rápido para determinar si un paciente necesita o no ser tratado con antibióticos. Con esa prueba médica, los facultativos podrán saber si los pacientes que sufren de infecciones de las vías respiratorias altas, como el resfriado común, la bronquitis o la otitis, pueden ser tratados de manera segura con antibióticos.

El premio forma parte de cinco galardones que se pondrán en marcha en 2015 bajo el paraguas del programa Horizonte 2020, dedicado a la investigación y la innovación. Las condiciones del premio, al que los participantes podrán optar presentado sus trabajos entre el próximo 10 de marzo y el 17 de agosto de 2016, dejan total libertad para "alcanzar la solución más prometedora y efectiva". Los únicos criterios exigidos son que se trate de una prueba rápida, barata y fácil de utilizar y que no sea invasiva (o lo sea mínimamente) para los pacientes.

El anuncio se ha dado a conocer el mismo día en que la CE ha publicado un informe de progreso sobre su quinto plan de acción sobre resistencia antimicrobiana, que resume los avances logrados en cada una de las doce acciones que recoge. La resistencia antimicrobiana será una prioridad de la UE más allá de 2016. En septiembre, la CE adoptó una propuesta legislativa sobre medicamentos para animales y piensos medicados, destinada a "reforzar el uso prudente" de los antibióticos.

Alerta mundial

En abril del pasado año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se mostró alarmada por el aumento de la resistencia a los antibióticos en todas las regiones del mundo, incluso con aquellos fármacos utilizados como "último recurso" para tratar infecciones potencialmente mortales.

En España tenemos  más resistencia a los antibióticos que en Dinamarca o EE UUSegún un estudio coordinado por la OMS con datos de 114 países, esta realidad afecta a muchos agentes infecciosos, aunque el informe se centró en un grupo de bacterias responsables de infecciones comunes como las urinarias, la septicemia, la diarrea, la neumonía y la gonorrea.  Además, se confirmó la resistencia a los antibióticos carbapenémicos, último recurso terapéutico para infecciones potencialmente mortales por Klebsiella pneumoniae (bacteria intestinal común), que se ha extendido a todas las regiones.

Un estudio publicado en Genome Research en 2013, apuntaba que los españoles tenemos ya mucha resistencia a los antibióticos; tenemos muchos más genes de resistencia a antibióticos que los daneses o los estadounidenses. Según la investigación, el 30% de los españoles analizados presentan genes de resistencia a antibióticos de último recurso.