Vacuna contra el ébola
Fotografía cedida por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de una paciente de 39 años recibiendo una inyección con la vacuna experimental para el virus Ébola (VRC), desarrolla por las compañías NIAID y GlaxoSmithKline (GSK), en el Centro Clínico de Salud del instituto, en Bethesda, Maryland (EE UU). EFE

Los expertos reunidos en Ginebra para determinar qué tratamientos experimentales podrían usarse para luchar contra el ébola han identificado dos vacunas "prometedoras" que podrían prevenir el contagio del virus.

El número de casos está creciendo de forma excepcional

Las vacunas, VSV-EBO y ChAd-EBO, se han desarrollado en Estados Unidos y comenzarán a producirse también en Europa y África a mediados de septiembre, señaló en rueda de prensa Marie- Paule Kiney, directora general adjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si los test de control prueban que las dos vacunas son "seguras" se comenzarían a distribuir inicialmente a los trabajadores sanitarios de los países más afectados (Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona) tras haber obtenido su consentimiento, y posteriormente en función del resultado y de la disponibilidad, se ofrecerían a la población en general.

La ONU se ha fijado como objetivo detener la transmisión del virus del Ébola en los países afectados de África Occidental en un plazo de entre seis y nueve meses y hoy aseguró que ha movilizado todos sus recursos para ese fin.

Centro de crisis para respuesta internacional

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo a los periodistas tras una reunión: "El objetivo es detener la transmisión del ébola en los países afectados en un plazo de seis a nueve meses e impedir la extensión internacional del virus". Ban anunció también que la ONU pondrá en marcha un centro de crisis para coordinar la respuesta internacional.

La enfermedad se está extendiendo más rápido que la respuesta

Según el diplomático coreano, las metas solo podrán lograrse si hay una acción "urgente", tanto en los países africanos más afectados por la enfermedad como a escala internacional. En ese sentido, pidió a todos los países apoyo para las iniciativas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aportaciones financieras para reunir los 600 millones de dólares que se necesitan en África Occidental. "Necesitamos contribuciones —personal, material y financiación— de gobiernos, del sector privado, de instituciones financieras, de organizaciones no gubernamentales y de otros grupos", señaló.

Aunque la ONU, según Ban, se ha movilizado "de todas las formas posibles", el número de casos "está creciendo de forma exponencial" y la enfermedad se "está extendiendo más rápido que la respuesta". "Este es un desafío enorme y serio. Nos estamos organizando para darle respuesta. Estoy convencido de que podemos tener éxito", añadió.

La mayor tasa, en Guinea

Además, Ban pidió a las aerolíneas y compañías de transporte marítimo que no suspendan los vuelos y viajes a los países más afectados por el brote con el fin de poder asistir a los afectados. "Prohibir los vuelos y el transporte marítimo no hará que el ébola no se extienda, pero evitará que los equipos médicos tengan acceso a las personas más necesitadas", dijo Ban en declaraciones a la prensa en la sede de Naciones Unidas.

En los últimos días, varias aerolíneas han anunciado suspensiones temporales de sus vuelos a países como Sierra Leona ante la epidemia de ébola. Según las últimas cifras de la OMS, el brote actual ha provocado 3.685 casos, de los que 1.841 han muerto. La mayor tasa de mortalidad se registra en Guinea, donde alcanza el 64%, mientras que en Liberia se ubica en el 51% y en el 39% en Sierra Leona.