Vodafone
Estatua frente a un edificio de Vodafone. GTres

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado con 50.000 euros a la compañía de telefonía Vodafone por incluir "ilegalmente" a un cliente en un fichero de morosos. La operadora de telefonía quería cobrarle un servicio que jamás prestó, según sostiene en un comunicado la citada organización de consumidores.

Se trata de un hombre que contrató un paquete de telefonía fija y ADSL con Vodafone a un comercial que le visitó en su domicilio, pero transcurridos dos meses desde la formalización del contrato seguía sin contar con esos servicios. Al parecer, la mujer del afectado llamó a Vodafone para solicitar la cancelación del servicio que nunca les prestaron, y aún así la operadora les facturó una penalización de 177 euros por supuesto incumplimiento de contrato.

La operadora les facturó una penalización de 177 euros por supuesto incumplimiento de contrato La usuaria pidió a su entidad bancaria que devolviese el recibo y acudió a Facua-Málaga para denunciar el caso, pues ni siquiera recibieron el "router" y la compañía no se preocupó de comprobar que llevaban dos meses esperando la línea de ADSL. La usuaria, socia de Facua, había recibido en su domicilio dos cartas de Vodafone, en una de las cuales, fechada el 28 de marzo del 2012, le comunicaban que incluirían en un fichero de morosos a su marido, y en la otra, emitida el 2 de abril del 2012, confirmaban que ya lo habían hecho.

Facua Málaga realizó las reclamaciones pertinentes y denunció el caso ante la Agencia Española de Protección de Datos que consideró "acreditado" que Vodafone procedió a incluir los datos de carácter personal del usuario, pese a contar con un plazo no inferior a treinta días para efectuar el pago, en los denominados ficheros de morosidad Asnef-Equifax un día después del requerimiento del pago de la deuda de 177 euros.

Tras la denuncia, la AEPD emitió una resolución por la que acordó sancionar a Vodafone como autora de una infracción grave con un importe de 50.000 euros. Facua ha puesto en marcha una campaña en la que anima a los usuarios a denunciar a las empresas que reclamen el pago de deudas fraudulentas