Los bebés más pequeños son también más propensos a la depresión
Amillia (i) y Milagro de Jesús (d) pesaban menos de 1 kilo en su nacimiento, por lo que están dentro del grupo de riesgo. ARCHIVO

Un estudio realizado por científicos estadounidenses ofrece un dato revelador: los bebés que nacen con poco peso tienen un riesgo mayor de depresión en la adolescencia.

Los investigadores han descubierto que las chicas que habían nacido con un peso inferior a los 2 kilos y medio eran más proclives a la depresión entre los 13 y los 16 años que las nacidas con un peso normal.

The Archives of General Psychiatry study, liderado por la Universidad de Duke, analizó los datos de más de 1.400 niños, con edades comprendidas entre los 9 y los 16 años, según informa la BBC.

Los estudios previos dicen que el potencial depresivo puede permanecer inactivo en los bebés pequeños, antes de emerger posteriormente bajo condiciones estresantes.

A pesar de su peso de nacimiento, sólo un 4,9% de los chicos sufrió depresión
En el estudio de la Universidad de Duke encontraron que, entre las chicas, el 5,7% había nacido pesando menos de 2 kilos y medio y, de éstas, el 38% había experimentado procesos depresivos al menos una vez entre los 13 y los 16 años.

En porcentajes, el 23,5% de las chicas adolescentes con bajo peso en su nacimiento se deprimen cada año, en comparación al 3,4% de aquellas que nacen con un peso normal.

Independientemente de su peso de nacimiento, sólo un 4,9% de los chicos sufrió depresión habiendo nacido con bajo peso.

El bajo peso en el nacimiento no ha sido ligado a un riesgo de ninguna otra condición psiquiátrica, incluidos los desórdenes de ansiedad, ni en chicos ni en chicas.

Posibles razones

La teoría más lógica para los investigadores a fin de encontrar el enlace o conexión que une la depresión con el bajo peso, es que los cambios que el feto tiene que hacer para adaptarse al duro ambiente que encuentra previo a su nacimiento sin estar preparado para ello repercute en su vida posterior.

También es posible que ese peso bajo en el nacimiento sea el indicio de unas condiciones de vida duras, tales como la pobreza,que pueden propiciar que un niño experimente situaciones que le conduzcan a la depresión.

Por otro lado, una madre deprimida también tienes más posibilidades de concebir un hijo propenso la depresión.

El bajo peso en el nacimiento puede producirse con gran facilidad si la madre fuma o bebe alcohol durante el embarazo.