El Hospital Clínic ha implantado el marcapasos más pequeño del mundo, el dispositivo Micra de 24mm, a 4 pacientes como parte de un ensayo clínico en el que participan 10 centros del mundo y 60 pacientes.

Se trata de un sistema tecnológico innovador, que no requiere cables y que tiene un procedimiento de implante de mínima invasión, no requiere intervención quirúrgica sino que se implanta en el corazón vía catéter a través de la vena femoral.

No requiere intervención quirúrgica sino que se implanta en el corazón vía catéter a través de la vena femoralEso reduce el tiempo de intervención, en 30 minutos puede estar hecho y reduce el riesgo de infecciones futuras. Según ha explicado el director médico del Hospital, Josep Brugada, si supera el estudio clínico supondrá "un cambio de paradigma".

Del tamañao de una moneda de un euro

Los expertos calculan poder comercializarlo en dos o tres años.Con una medida de 24 mm, similar al tamaño de una moneda de un euro, el dispositivo Micra fabricado por la empresa de tecnología médica Medtronic es el marcapasos más pequeño del mundo.

Un total de 10 centros en todo el mundo participan en un ensayo clínico global con 60 pacientes para probar este sistema tecnológico innovador, una cápsula que no requiere cables ni batería subcutánea y que tampoco requiere pasar por el quirófano por ser implantado.

Durante el acto de presentación de esta marcapaso, el director de Arrítmias del Clínic, Lluís Mont, ha considerado que este dispositivo puede representar un "cambio de era" en el terreno de la cardiopatía.

El ensayo clínico se encuentra en su primera fase que se trata de implantar este marcapasos a un total de 60 pacientes, en su segunda fase se extenderá a 300 pacientes y en lugar de 10 centros serán unos 39 los que podrán practicar este método.

Tampoco requiere pasar por el quirófano para ser implantadoAsimismo, el Hospital Clínic seguirá siendo el único centro de España que participará en este ensayo.

En Europa un total de cinco centros han participado en esta primera fase en Austria, Hungría, Países Bajos y Francia. Mientras que también han participado hospitales de Nueva York, de Japón, de Malasia y de India.

No deja cicatriz y es más rápido de implantar

Con una décima parte del tamañao del marcapasos actual, Micra se coloca directamente en el corazón mediante un catéter insertado a través de la vena femoral. Una vez colocado, el marcapasos queda enganchado y puede recolocarse si es necesario.

Gracias a su reducido tamaño y al sistema de fijación permite una mayor estabilidad y evita el daño del tejido cardiaco. Este dispositivo no requiere el uso de cables que conecten el marcapasos al corazón. Además, según han explicado este martes los expertos en rueda de prensa, la batería del dispositivo puede llegar a durar unos 10 años.

La batería del dispositivo puede llegar a durar unos
10 años
En contraste con el procedimiento actual de implante de marcapasos, Micra tampoco requiere de incisiones quirúrgicas en el pecho ni de la creación de un "bolsillo" bajo la piel. Esta novedad elimina las posibles complicaciones derivadas del implante y elimina cualquier signo visible del dispositivo.

Los pacientes que se podrán beneficiar de este nuevo procedimiento son aquellos que no necesiten el marcapasos de manera continuada sino que lo puedan necesitar de forma preventiva. Este nuevo dispositivo no deja cicatriz y es más rápido de implantar.

"El riesgo principal de esta intervención es que el marcapasos no quede enganchado adecuadamente", ha explicado Mont, y ha añadido que esto no sería un "gran" problema ya que entonces el dispositivo iría a parar al pulmón derecho y desde allí se podría extraer fácilmente.

Aunque los doctores se han mostrado muy optimistas con este nuevo procedimiento, según Brugada podemos estar ante "un cambio de paradigma", estos han señalado que aún falta recorrido por hacer y que como mínimo hasta dentro de dos o tres años no podrá comenzar a comercializarse el marcapasos.