Un caso del doctor House de la tele sirve para salvarle la vida a un paciente en la realidad

  • Un médico alemán logra curar a un enfermo con un misterioso cuadro clínico gracias a un caso idéntico que vio en la serie de televisión.
  • La prótesis de cadera del enfermo era defectuosa: había ido perdiendo cobalto, un metal que había intoxicado al paciente.
  • El 'House' alemán lleva 5 años usando episodios de la serie con sus alumnos.
Hugh Laurie, en el papel de 'House'.
Hugh Laurie, en el papel de 'House'.
Michael Yarish

A veces la ficción guía a la realidad; o, en este caso, la ficción le echa una mano a la realidad, aunque ésta sea la medicina. Resulta que el doctor House, sí, ese que paseaba su cojera por los pasillos de un carísimo hospital privado de EE UU, tenía mucho de doctor, de doctor de verdad.

Un médico alemán ha logrado curar a un enfermo con un misterioso cuadro clínico gracias a un caso idéntico que vio en la serie de televisión interpretada por el actor británico Hugh Laurie, que en España emitió Cuatro. La historia, de la que se hace eco Materia, aparece relatada con todo lujo de detalles en la prestigiosa revista médica The Lancet.

Corría mayo de 2012. Al centro de Enfermedades no Diagnosticadas de la Clínica de la Universidad Marburg (Alemania) llega un hombre de 55 años con una insuficiencia cardiaca severa. El paciente, cuya vida corre peligro, ha perdido la vista y el oído y sufre una fiebre de origen desconocido. Y sin embargo su historial clínico no le muestra como un hombre enfermo; tan sólo una operación de cadera dos años antes.

Los doctores no saben cómo actuar. No encuentran las causas, sólo observan consecuencias. Hasta que un médico, Juergen Schaefer, habla de la tele. Increduidad de sus colegas. Porque es en la tele donde el galeno vio un caso similar. ¿En la tele? En la serie del vitriólico doctor House.

En el episodio de House que rememora Schaefer la paciente llega con el corazón tan acelerado que pone su vida en riesgo. Al principio House cree que se trata de una intoxicación por plomo y aplica un tratamiento que no funciona. Por fin, justo a tiempo, descubre la verdadera causa: una prótesis de cadera defectuosa que estaba intoxicando a la paciente con trocitos de cobalto.

El doctor alemán intuye que la solución de House puede ser la que necesitan. Y efectivamente: la prótesis de cadera de su paciente es defectuosa y por el uso ha ido perdiendo cobalto, un metal que le ha ido intoxicando. Schaefer manda a su paciente a una clínica ortopédica donde le cambian la prótesis. Como por milagro “televisivo”, el hombre se recupera de sus problemas cardiacos.

El doctor Schaefer, jefe del Centro de Enfermedades No Diagnosticadas de su hospital, lleva cinco años usando los episodios de House como “puerta de entrada” para despertar el interés entre sus alumnos y familiarizarles con dolencias raras o inusuales. “Estas actividades me han dado el algo cuestionable apodo de el 'doctor House' alemán”, explica el médico.

Schaefer elogia el trabajo de los guionistas de House. “En la serie los guionistas usan casos clínicos reales como material para crear sus casos poco usuales. Por esto era sólo cuestión de tiempo que acabásemos viendo uno de estos casos en la vida real. Y eso fue lo que ocurrió con nuestro paciente que sufría intoxicación por cobalto, una historia que se contaba en el capítulo 11 de la séptima temporada”, explica.

Detrás de este curioso caso hay un problema serio. La intoxicación severa por cobalto debido a prótesis en mal estado puede poner en peligro la vida de los pacientes y solo en su clínica Schaefer dice haber tenido cinco casos similares, aunque no tan severos como el descrito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento