La Unión de Consumidores de España (UCE) ha denunciado ante el Servicio de Defensa de la Competencia a Movistar, Orange y Vodafone por establecer las mismas subidas de precio por establecimiento de llamada con el objetivo de compensar lo que dejarán de ingresar por el método del redondeo.

Hay "indicios" de que los tres operadores principales del mercado "se han puesto de acuerdo"
Según explicó el jueves en rueda de prensa el secretario general de UCE en Andalucía, José Luis Gómez Boza, existen "indicios" de que los tres operadores principales del mercado "se han puesto de acuerdo" en fijar en
0,15 euros más IVA el establecimiento de llamada tras la aprobación de la nueva Ley de Protección de los Consumidores y Usuarios que prohíbe el redondeo al alza.

Los consumidores, perjudicados

Gómez apuntó que el sector de las telecomunicaciones en España se ha enriquecido de forma injusta e ilícita durante años, en los que pudo obtener más de 4.500 millones de euros por cobrar servicios no prestados.

La UCE denunció que los consumidores no pueden ser los perjudicados por la nueva norma cuando las empresas intentan trasladarles un aumento de los precios para compensar lo que no percibirán por el redondeo.

La Unión de Consumidores ha exigido la intervención de las autoridades
Además, según apuntó Gómez, el coste efectivo del establecimiento de llamada, según la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), es de cinco céntimos (tres veces menos que el precio de Orange, Movistar y Vodafone) y según, la ley, "no se puede cobrar a los usuarios por encima del coste de prestación de un servicio".

Evitar la subida

La UCA exigió la intervención de las autoridades de Consumo para evitar que a partir del 1 de marzo las tres operadoras principales del país comiencen a aplicar sus nuevas tarifas y advirtió del precedente que puede suponer en otros sectores, como el de los aparcamientos o la vivienda.

No es sólo cuestión de telefonía

Los aparcamientos pueden experimentar un incremento de precio de incluso el doble del actual
Según explicó Gómez, a partir del 1 de junio en los aparcamientos privados y del 1 de septiembre en los de titularidad municipal pueden experimentarse un incremento de los precios de incluso el doble del actual al pretender las empresas, al igual que las operadores móviles, compensar las pérdidas del redondeo con un incremento de las tarifas.

La UCA denunció que las empresas encargadas de gestionar los aparcamientos "están empezando a reunirse para fijar una posición acordada ante la facturación por tiempo real en minutos".

El anterior modelo de facturación por hora y fracción ha supuesto un enriquecimiento de más de 27 millones de euros al año a estas empresas, aseguró Gómez, quien indicó que algunos ayuntamientos han aprobado la facturación con redondeos cobrando diez veces más el primer minuto.

Respecto al sector inmobiliario, el portavoz andaluz de la UCA advirtió de la posible subida de precios que los promotores y constructores podrían fijar para compensar lo que dejarán de ganar al prohibir la nueva ley imponer al comprador el pago de la plusvalía, la subrogación hipotecaria y los enganches de suministros de agua y alcantarillados.

Para Gómez, "el freno que se ponga a las subidas de las tarifas de móviles antes del 1 de marzo es esencial para el comportamiento futuro de los otros sectores".