Depilación láser
Una sesión de fotodepilación láser, la técnica más eficaz para acabar para siempre con el pelo no deseado. EUROESTÉTICA

La fotodepilación láser es el sistema más rápido y eficaz que existe actualmente en depilación, pero no todos los láseres son iguales.

El de luz pulsada, por ejemplo, está formado por paquetes de fotones que se desplazan por el espacio a diferentes longitudes de onda. El haz de luz es policromático, no coherente y multidireccional.

Cómo actúa. El vello contiene melanina, que es la proteína que le da color. Cuando el haz de luz, con una determinada longitud de onda e intensidad, interacciona con el vello, la energía lumínica aplicada es absorbida por la melanina transformándose en calor. Esto es lo que se conoce como fototermolosis selectiva, produciéndose la destrucción del bulbo piloso sin afectar a los tejidos adyacentes.

Sesiones. El número de sesiones depende de la evolución del tratamiento, aunque es recomendable que al principio sean lo más seguidas posibles (cada cuatro semanas) y luego se vayan espaciando. Lo ideal es que el paciente avise a su esteticista cuando note un nuevo crecimiento del vello.

Intervalo. El crecimiento del pelo está condicionado por diferentes factores, como el sexo, la edad, el grosor, la localización, los niveles hormonales y la ingesta de medicamentos. Por lo tanto, el tiempo que transcurre entre sesión y sesión depende de cada persona y de la zona tratada. Cuánto más clara sea la piel y más oscuro el pelo, más efectivo será el tratamiento.

Aplicación. El láser es manipulado por personal titulado. En primer lugar, se marca la zona a tratar y se rasura el vello. A continuación se aplica el láser sobre esa parte del cuerpo. Al terminar el tratamiento, la piel se enrojece ligeramente –un gel de aloe vera ayuda a calmar la irritación–, pero se puede seguir una vida normal.

Precauciones. Hay que evitar el sol cuatro semanas antes y después del tratamiento. Además, es necesario saber que en el vello blanco la fotodepilación no es efectiva por no contener melanina.

Contraindicaciones. No es recomendable para personas con pieles muy morenas o recién bronceadas, embarazadas y menores de 14 años.

Con paciencia

La fotodepilación es un método progresivo porque sólo actúa en la fase anágena o de crecimiento del pelo (cuando el tallo está unido al bulbo piloso). Normalmente, en esta fase hay un 20 ó 30% del vello, por lo que hay que repetir el tratamiento varias veces para eliminarlo todo.

  • Más contenidos de salud, belleza y calidad de vida en VIVIR VIVIR