A partir de hoy salen a la venta en todo el mundo las versiones para usuarios de Windows Vista, el nuevo sistema operativo de Microsoft, pero en ciudades como Shanghai, el corazón financiero de China, la piratería se le ha adelantado y en la calle se venden copias ilegales por un euro, admite hoy el diario oficial "Shanghai Daily".

Mientras los precios en China por una versión con licencia del nuevo sistema operativo comienzan en torno a los 2.000 yuanes (200 euros) y pueden superar los 3.200 yuanes (320 euros), las copias piratas del sistema se pueden conseguir en la calle por 10 yuanes (1 euro).

Con todo, el software resulta mucho más barato cuando se adquiere con la compra de un nuevo ordenador.

"Pagamos a Microsoft entre 100 y 200 yuanes por cada copia de Vista (entre 10 y 20 euros) debido a nuestro gran volumen (de compra), y casi nunca pasamos el coste de ese software a los consumidores", explicó un responsable de una tienda de ordenadores de Shanghai, que pidió no ser identificado.

Entre los fabricantes, grandes marcas como Lenovo, Dell y TCL ya han puesto en el mercado chino ordenadores con el sistema Vista instalado.

Vista, que fue presentado ayer con un gran acto en Nueva York ante grandes directivos de la industria informática mundial, ofrece entre otras mejoras una nueva interfaz con efectos, un potente motor de búsqueda y mayores posibilidades de seguridad y de control de contenidos por los miembros adultos de la familia.

Los distintos sistemas operativos de Microsoft están presentes en cerca del 95% de los ordenadores del mundo, y tras 6.000 millones de dólares de inversión y el trabajo de 5.000 ingenieros durante cinco años, la multinacional ha puesto hoy a la venta tanto Vista como la nueva versión del paquete de programas Office 2007.

Su lanzamiento, precedido de la versión para empresas en diciembre pasado, se había retrasado más de dos años, lo que además de aumentar la expectación ha generado pérdidas a la compañía.