Familia
Imagen de archivo de una familia. GTRES

Las personas casadas y con hijos tienen más opciones de llegar a los cien años, porque llevan una vida más ordenada y metódica y, en general, los niños aportan la alegría de vivir, esencial —junto a una dieta sana— para soplar las cien velas.

Hay más de 8.000 personas centenarias en España; se prevé que en 2021 la cifra se duplique Lo de los casados tiene su explicación, según el representante en España del Grupo de Investigación Gerontológico, Emilio Ibáñez, que se dedica a estudiar y a notificar en un registro internacional a las más de 8.000 personas centenarias que hay en nuestro país.

Los expertos recuerdan que para "llegar bien a viejo" hay que empezar a cuidarse desde joven, alimentarse bien, dormir ocho horas diarias con regularidad, practicar ejercicio físico, no fumar y acudir al médico para controlar los factores de riesgo.

Pero junto a todas esas recomendaciones hay que situar, y de forma prioritaria, el "tener un estado emocional feliz" y en eso tiene mucho que ver el entorno familiar.

Lo confirma el investigador de los centenarios. "Normalmente los casados vivimos un 30% más que los solteros porque tenemos una vida más pautada y ordenada. Si hay hijos, todavía más, porque aportan la alegría de vivir". "Las dificultades para llegar a los cien años se compensan con la vitalidad", añade.

El caso de la centenaria Angelita

Angelita Valero ha soplado este martes las cien velas, el miércoles cumple los 100. "Como de todo, pero poquito", explica a un grupo de periodistas en la Fundación Española del Corazón.

Pide que le hablemos alto, porque no oye bien, pero no tiene problemas en responder a todas las preguntas. "Estoy muy contenta de estar con mi familia y con mis seres queridos. Me gusta cuidar mis plantas, tengo una higuera y un limonero", nos cuenta la anciana, que sigue viviendo "sola" en su casa, situada en Madrid, con la supervisión de su hija, que vive en un piso comunicado con el de su madre.

La esperanza de vida cada vez es mayor: en 1900 era de 35 y en 2013, 82 años De sus cien años destaca los viajes en moto que realizó con su marido por Suiza, Francia, Italia o Bélgica, aprovechando las vacaciones escolares, ya que trabajaban como cocinera y conserje en un colegio. "No gastábamos ni gorda, porque no teníamos dinero".

"Comer he comido bien. He estado guisando toda mi vida para 120 personas. Cuando me ponía mala, los niños no querían comer", asegura Angelita. "Comida casera", apunta la hija Carmen Peral, que sonríe por la soltura con que se desenvuelve su madre ante las cámaras y la ilusión por vivir que transmite.

Reconoce que no le van los teléfonos móviles. "Yo palabra, palabra. Antes no había esto. Todo ha cambiado mucho, pero hay que vivirlo así". Pero la televisión sí le gusta, comenta la hija, "la ve por la mañana".

Vivimos en la generación más longeva de la historia. La esperanza de vida cada vez es mayor —en 1900 era de 35 y en 2013, 82 años— y se prevé que, en 2021, el número de centenarios duplique al actual.

La 'abuela Paca' —Francisca García— tiene 112 años y vive en Burlada (Navarra); Concha Pérez, en Madrid, con 111 años. Son algunos de los rostros de los 8.680 españoles centenarios (2.393 hombres y 6.287 mujeres) que viven en España. En el Día Internacional de las Personas con Edad, la ONU ha elegido el lema: 'El futuro que queremos: lo que dicen las personas mayores'.