Logo del sitio

Cosmética en la nevera

  • Estrías, impurezas, caspa, quemaduras solares...
  • En la cocina podemos encontrar remedios sanos y baratos para sentirnos mejor.
La miel es mucho más que un ingrediente de cocina.
La miel es mucho más que un ingrediente de cocina.

Con sólo echar un vistazo a la cocina o a la despensa –y con un poco de imaginación– podrás encontrar un montón de productos que te pueden ayudar a sentirte mejor.

Te damos algunas buenas ideas.

Granos e impurezas

Granitos en la espalda: Pásate un algodón mojado con zumo de limón todos los días después de la ducha, y al mes desaparecerán.

Puntos negros, espinillas: La arcilla disminuye el tamaño de los poros y alimenta la piel porque contiene minerales. Puedes encontrarla en herbolarios para elaborar tu propia mascarilla: mezcla tres cucharadas de arcilla con una y media de agua. Añade una cucharada y media de miel, y aplica la mezcla en la cara limpia. Déjala 15 minutos y retírala con agua fría.

Cabello

Más rubio: Aplícate sobre el pelo seco una infusión de dos bolsas de manzanilla. Tras 20 minutos, acláratelo con agua tibia.

Melena brillante: Rocía un vaso con vinagre en el último aclarado; aporta brillo y previene de los piojos.

Mascarilla hidratante: Una vez al mes, mezclar huevo y aceite a modo de mayonesa, dejarlo en el pelo 15 minutos y lavarlo.

Sin caspa ni grasa: Echar en agua dos cucharadas de bicarbonato sódico y aplicarlo en el aclarado del champú. También se puede añadir bicarbonato en el champú habitual.

Bonito y suelto: Después de lavar la cabeza, un poco de clara de huevo a punto de nieve en el largo del pelo estiliza la melena.

Puntas abiertas: Antes de dormir, moja las puntas en aceite de oliva, envuélvelas con un gorro de ducha y a la mañana siguiente lávalas.

Rizador: Para el último aclarado echa cerveza en el agua; cuando se seca el pelo coge volumen. Para quitar el olor es suficiente con un poco de perfume.

Piel sana

Fuera estrías: El aceite de oliva hidrata en profundidad y proporciona elasticidad. Aplicarlo en pechos y glúteos evitará esas rayas tan feas. Usar la pulpa de la uva en la zona afectada durante 20 ó 30 minutos también es efectivo.

Exfoliante: Mezclar azúcar con gel y frotarlo por el cuerpo elimina una gran cantidad de células muertas. También se puede mezclar dos cucharadas de miel con almendras picadas y una cucharada de zumo de limón, pasarlo por la piel y enjuagar con agua caliente.

Sin brillos y más suave: Para eliminar la grasa, mojar un algodón en un vaso de agua con 12 gotas de limón y pasarlo por la cara. Frotar una naranja por el cuerpo al salir de la ducha deja la piel como la seda.

Quitamanchas: El perejil machacado desprende un jugo que blanquea las imperfecciones y las pecas.

Eccemas y quemaduras solares: Una mascarilla de pulpa de zanahoria durante media hora favorece además la tersura de la piel y mejora las quemaduras solares.

Desodorante: Humedece tus axilas tras la ducha con unas gotas de limón.

Ojos y labios

Hidratante labial: Frótalos con un cepillo de dientes a modo de exfoliante y luego pon una capa de miel, quedarán jugosos.

Pestañas fuertes: Masajéalas con aceite de oliva y deja que actúe durante toda la noche para que se hidraten y fortalezcan.

Ojeras y bolsas: Pon sobre ellas dos bolsitas frías de manzanilla hervida durante 10 ó 15 minutos.

  •  Más contenidos de salud, belleza y calidad de vida en VIVIR VIVIR
Mostrar comentarios

Códigos Descuento