Japón recupera poco a poco la normalidad y sigue siendo un destino atractivo para el turista

  • Tras el tsunami, las zonas turísticas son totalmente seguras para los viajeros.
  • El gobierno ha trabajado duramente en la reconstrucción de la zona afectada.
  • No hay peligro para la población de consumo de alimentos radioactivos.
  • Marzo es un mes ideal para visitar Japón por el 'hanami' (floración de los cerezos).
Templo sintoista.
Templo sintoista.
663highland

La cultura nipona siempre ha sido muy llamativa para el viajero occidental. Sin embargo, el turismo en Japón se ha resentido levemente tras el terremoto y posterior tsunami que azotó principalmente a la región de Tohoku el 11 de marzo de 2011.

Según la Agencia Japonesa del Turismo (JTA), la mayor preocupación de los visitantes continúa siendo la radiación procedente de la crisis nuclear en la planta de Fukushima. Esto ha provocado que, según datos de febrero de 2012, el turismo haya descendido un 19%en su tasa interanual.

No obstante, y a pesar de la cifras negativas, Japón espera seguir siendo un habitual destino para el mundo y recuerda a los viajeros que la mayoría de regiones y destinos de turísticos del país están fuera de las áreas con peligro de radición, a excepción de los 30 kilómetros alrededor de la central de Fukushima, que está perfectamente delimitados y señalizados.

Fuera de las zonas restringidas, el nivel de radiación medioambiental no supone ningún peligro para la salud.

Controles en la alimentación

En Tohoku, la región más afectada por el terremoto y donde se encuentra la central de Fukushima, el gobierno nipón está volcándose en la reconstrucción de las principales infraestructuras que quedaron dañadas tras el 11 de marzo, y ya están operando la mayoría de autopistas y trenes bala. Cabe decir que todas las zonas turísticas y principales ciudades de Japón están alejadas de Tohoku.

En cuanto al nivel de radiación en la alimentación, todos los productos están monitoreados a diario por el gobierno japonés, quien restringe la distribución y consumo de todo aquel alimento o bebida que sobrepase el nivel estándar exigido.

Si viaja a Japón tenga en cuenta que, además de pasar unos exhaustivos exámenes de calidad, todos los alimentos con riegos para la salud quedan prohibidos y por tanto no podrán llegar a restaurantes ni a puntos de distribución habituales.

En cuanto al agua corriente, que en Japón es segura para beber, lavarse las manos, o ducharse, los controles de calidad garantizan que no hay agua contaminada que pueda llegar al consumidor por los duros controles a los que está expuesta. Sin embargo, como en cualquier país, hay posibilidad de adquirir agua embotellada en cualquier establecimiento.

Para los españoles que deseen viajar al país, la Embajada de España en Japón ofrece información sobre la situación radiológica en alimentos.

Tokio, 'la Manhattan de Oriente'

La ciudad de Tokio, a 230 kilómetros de Tohoku, y uno de los mayores reclamos del país, ha quedado intacta tras el 11 de marzo de 2011, y la vida en la ciudad transcurre con total normalidad y sin ningún tipo de problemas que puedan afectar a la población y al turismo.

Esta gran urbe de 12 millones de personas, conocida como la 'Manhattan de Oriente', sigue siendo la más atractiva de visitar para los occidentales, que quedan atrapados por su aire cosmopolita.

Los servicios de tren y los principales aeropuertos siguen operando de manera habitual, algo que lleva ocurriendo un mes después del suceso.

A pesar de las cifras en descenso, la JTA confía que en marzo se produzca una recuperación del turismo, coincidiendo con la temporada de floración de los cerezos, conocida como "hanami", y que atrae cada año numerosos visitantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento