Logo del sitio

La dermatitis atópica ha triplicado su incidencia en España

  • Se trata de un estado reaccional de la piel caracterizado por erupciones, con aspecto de escamas y de difícil tratamiento.
  • Afecta a un 15% de la población y se da en más de un 90% de casos en niños.
  • No tiene cura, pero desaparece en un 70% de los casos tras la pubertad.
Un niño con dermatitis atópica.
Un niño con dermatitis atópica.
WIKIMEDIA/ jaro.p

La dermatitis atópica es lo que conocemos como eccema. Se trata de un estado reaccional de la piel con erupciones y aspecto de escamas, y de difícil tratamiento. En los últimos 30 años la incidencia de la dermatitis atópica se ha triplicado en España.

Afecta a un 15% de la población y se da en más de un 90% de los casos en niños. No tiene cura, pero desaparece en más de un 70% de los casos tras la pubertad.

La dermatitis atópica se manifiesta a través del picor y las inflamaciones de la piel. "El niño se rasca como un poseso", narra José Carlos Moreno, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

Influencia genética

La enfermedad comienza a desarrollarse desde el nacimiento y produce roturas en la piel que hacen al niño más propenso a las infecciones. Otros síntomas son la sequedad de la piel y el carácter de los niños: "Se muestran inquietos y nerviosos".

El eccema cutáneo tiene una influencia genética. Además, aparece más veces en niños con pocos hermanos que en familias numerosas. "El exceso de antibióticos hace que las defensas estén bajas", matiza Moreno.

El tratamiento es diferente según el desarrollo de la enfermedad de cada persona. El uso de corticoides tópicos no está descartado, ya que según el doctor Moreno "tienen menos efectos secundarios de lo que la gente cree".

Tratamiento y dieta

Eva Escribano, pediatra de Atención Primaria de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, considera que para tratar la piel directamente es indispensable el uso de cremas dermatológicamente testadas.

A todo ello hay que añadir una buena higiene y un control contínuo. "Es importante que los niños sean conscientes de que hay que cuidar la piel", explica Escribano. Los alimentos que suelen producir reacciones son la leche en los niños de menos de 12 meses y el huevo hasta los cinco años de edad.

La dermatitis lleva consigo una serie de enfermedades asociadas como el asma, la rinoconjuntivitis o las alergias. Entre estas últimas se pueden desarrollar muchas como la de los ácaros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento