Logo del sitio

Proponen un impuesto sobre los alimentos poco saludables para luchar contra la obesidad

  • Lo han propuesto en el Reino Unido para evitar que la mitad de los adultos acaben siendo obesos. Allí hay 15 millones de obesos, que en 2030 podrían ser 26.
  • Expertos proponen prohibir la publicidad de refrescos y comida rápida a niños y gravar con más impuestos estos productos, en Dinamarca ya se ha hecho.
  • En España, el 23% de la población es obesa y el 62% tiene sobrepeso.
Prácticamente la mitad de los pacientes con diabetes son obesos.
Prácticamente la mitad de los pacientes con diabetes son obesos.
Archivo

El actual estilo de vida en los países desarrollados está haciendo crecer de manera imparable los índices de obesidad. En España, el 23% de la población es obesa. En Reino Unido las cifras son parecidas, y es allí donde algunos investigadores han propuesto un impuesto sobre los alimentos poco saludables. Aseguran que de no hacerlo, en 2030 la mitad de la población británica será obesa.

Según una estudio publicado por la revista The Lancet, en 2008 alrededor del 26% de hombres y mujeres británicos eran obesos, pero esta cifra podría elevarse al 46% para el año 2030 si continúan las tendencias históricas. Es decir, de seguir así en Reino Unido habrá en 2030 11 millones más de obesos, y ahora ya son 15 millones.

'The Lancet' dedica un número especial a la obesidad y a cómo ésta continúa avanzando y no solo en los países desarrollados. En el trabajo se lee la opinión de reconocidos expertos en materia sanitaria, que cree que el Gobierno debería tomar medidas más drásticas que las que está adoptando hasta ahora.

Algunos, tras las conclusiones, hacen propuestas concretas. Es el caso de Steven Gortmaker, de la Escuela de Salud Pública de Boston (EE UU), queha hecho un estudio exhaustivo sobre la aplicación de impuestos, de tasas sobre los alimentos no saludables.

Aunque es consciente de que se trata de una medida muy impopular, defiende que "las acciones más eficaces pasan por prohibir la publicidad de refrescos y fast-food dirigida a los niños y por gravar con más impuestos a estos productos".

Cuestión de salud y de dinero

La preocupación de los expertos no es gratuita. Los autores del trabajo consideran preocupante el aumento de los índices de obesidad en todo el mundo porque las personas obesas tienden a sufrir más de diabetes, enfermedad cardíaca y el cáncer.

Y todo ello se traduce en dinero, y en tiempos de crisis y recortes. Los costes de tratar todas estas consecuencias derivadas de la obesidad ejercerían una presión adicional en la Seguridad Social en un momento en que la población está envejeciendo con rapidez.

Para el año 2050 la obesidad podría costar al estado británico más de 36 millones de euros al año, casi un tercio del presupuesto actual de su sistema de salud.

Los científicos calculan que un impuesto sobre los alimentos poco saludables podría ahorrar al Estado de California, con una población de 37 millones, unos 1.130.000 euros al año.

Gortmaker se lamenta de que los gobiernos no hayan hecho nada al respecto: "Hemos dejado que el mercado haga su trabajo y eso ha valido para generar más obesidad..."

David Cameron y el secretario de salud Andrew Lansley no ven con buenos ojos imponer impuestos a la 'comida basura'. Sobra decir que la industria alimentaria también se opone.

España, olvidando la dieta mediterránea

En España, tenemos un "riesgo medio" de sufrir una enfermedad cardiovascular pero el abandono de la dieta mediterránea y los hábitos poco saludables parecen estar empujando a la población de este país a convertirse en un conjunto de gordos, sedentarios, hipertensos y fumadores.

Así lo revela el estudio Enrica sobre nutrición y riesgo cardiovascular, el primero que se realiza en España recabando muestras biológicas y exámenes físicos.

Las malas practicas nutricionales han causado que el 62% de la población tenga actualmente sobrepeso y que el 23% sea directamente obeso, cuestiones que han calificado de "graves problemas de salud".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento