Logo del sitio

El riesgo de un golpe de calor aumenta con el alcohol

  • Dificulta que el organismo alerte del aumento de temperatura corporal.
  • El golpe de calor es el resultado de una repentina subida de la temperatura corporal que provoca un mal funcionamiento del organismo.
  • Las recomendaciones: mojar la piel, beber abundante agua, despojarse de la ropa y colocarse en lugares frescos.
Dos turistas italianas se refrescan en la fuente de la plaza de España de Sevilla para combatir las altas temperaturas.
Dos turistas italianas se refrescan en la fuente de la plaza de España de Sevilla para combatir las altas temperaturas.
Juan Ferreras / EFE

Calor y alcohol resultan una mala combinación. Alguno de los recientes trágicos casos de muerte por golpe de calor, habituales en verano, tenía relación con el consumo de alcohol.

Debido a su efecto vasodilatador, el alcohol incrementa el riesgo de padecer un golpe de calor, porque hace más difícil que el organismo ponga en marcha el mecanismo que alerta sobre el aumento de la temperatura corporal.

Debe prestarse especial cuidado a grupos que son más sensible a padecer estos golpes de calor como ancianos niños y embarazadas. De este modo la coordinadora de Urgencias de Atención Primaria de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), la doctora Alba Riesgo explica, "que muchos ancianos, al perder la capacidad de sudar, no permiten que el cuerpo refrigere el aumento de la temperatura corporal, y sean más sensibles a los golpes de calor".

Alerta a partir de los 38º

El golpe de calor, también conocido como hipertermia, es el resultado de una repentina subida de la temperatura corporal que provoca un mal funcionamiento del organismo.

Los médicos consideran que nos encontramos en situación de riesgo cuando la temperatura corporal supera, a causa de las altas temperatura, los 38º centígrados.

Como explica la doctora Paloma Casado, vicepresidenta de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), "los principales síntomas de esta patología son un estado general de cansancio, debilidad, mareos, vómitos o calambres. En el caso de encontrarnos ante este tipo de síntomas debemos evitar la fuente de calor y desplazarnos hacia una sombra o un lugar fresco", explica la experta.

Agua, sombra y ropa ligera

Casado recomienda hidratar bien el cuerpo mojando la piel para lograr disminuir la temperatura corporal, beber abundante agua, despojarnos de la ropa, y colocarnos en lugares frescos fuera de la fuente de calor.

Entre las consecuencias de sufrir un edema cerebral se encuentra la muerte, si el golpe de calor es lo suficientemente fuerte como para afectar determinantemente el sistema biológico. Entre otras consecuencias se encuentran los daños en el riñón o desgarramientos musculares.

Ambas doctoras coinciden en la importancia de detectar los síntomas de un golpe de calor, dado que de este modo podrá evitare rápidamente sufrirlo y las consecuencias para el organismo serán mínimas si se cogen a tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento