Logo del sitio

Qué pasará con los coches etiqueta B de la DGT a partir de 2023

El acceso de vehículos a Madrid Central viene determinado en función de los distintivos de la DGT. Solo podrán acceder vehículos con etiqueta ambiental.
Etiqueta medioambiental B en un vehículo. 
JORGE PARÍS

Desde 2016, rige en los automóviles el control mediante etiquetas medioambientales de diferentes tipos, que califican el nivel de contaminación que produce cada vehículo y con las cuales se tratan de reducir las emisiones que estos produce, sobre todo, en las grandes ciudades. 

De hecho, son varias las ciudades que tienen implantadas limitaciones para circular por ciertas zonas, como es el caso de Madrid y Barcelona. Sin embargo, ya con la vista puesta en el año 2023, serán otras las ciudades que se sumarán a las restricciones.

Ley del cambio climático y transición energética.

Esto es debido a la aprobación de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, por la que se establecieron normas a partir del año que viene: "Los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares adoptarán antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible que introduzcan medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones derivadas de la movilidad", se puede leer el artículo 14. 

Entre esas medidas solo afectarán, por tanto, a las localidades de más de 50.000 habitantes, por lo que los coches que tengan etiqueta B en municipios de menos población no tendrán problemas para circular. 

La etiqueta B, la de color amarillo, es específica de los vehículos de combustión interna, que sean turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas desde el 1 de enero de 2001 y diésel a partir de 2006, así como los vehículos de más de 8 plazas y pesados tanto de gasolina como diésel, matriculados desde 2006, como se recoge en la DGT

Actualmente, los coches con etiqueta B, sí que puede acceder a la zona de bajas emisiones, pero no pueden aparcar dentro de ellas. A estas medidas se pueden sumar otras nuevas. De hecho, la ley recoge que se deberán establecer zonas de bajas emisiones en 2023, instaurar medidas para facilitar los desplazamientos sin vehículo individual o para el fomento de transporte público. 

Igualmente, se tratará de implantar un modelo en el que prime el transporte mediante medios eléctricos privados, incluyendo puntos de carga, así como medidas destinadas a fomentar el reparto de mercancías y la movilidad al trabajo sostenibles, con criterios específicos para mejorar la calidad del aire en determinadas zonas e integrando los planes específicos de electrificación de última milla con las zonas de bajas emisiones municipales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento