Los fabricantes estiman que final de año uno de cada cinco coches será ecológico

Estacionamiento con recarga para coche eléctrico.
Estacionamiento con recarga para coche eléctrico.
EUROPA PRESS

Llevamos años escuchando que la movilidad sostenible es el futuro de la automoción pero este planteamiento todavía no llega a ser una realidad, ya que los modelos electrificados todavía no llegan arrancar en sus ventas. Pero parece que este panorama va a cambiar o por lo menos así lo auguran los fabricantes. 

Según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), al cierre del año pasado las ventas de vehículos electrificados ya habían crecido un 41% y se espera que para finales de este año los datos sean aún mejores. 

Desde Skoda han afirmado que para el término de este 2020, uno de cada cinco coches será ecológico, lo que supondrá el 20% del total de los vehículos matriculados en este ejercicio. 

Este dato supone una mejora respecto al año que pasado en el que, pese al aumento en comparación con 2018, el porcentaje de vehículos ecológicos sobre el total de las ventas solo alcanzó un 12%, frente al 59% de cuota de mercado que se llevó la gasolina y el 29% del diésel.

Multas por emisiones

¿Por qué se espera este crecimiento? Más allá de los cambios de mentalidad en los conductores y la mejora de las tecnologías sostenibles, las multas por exceso de emisiones impuestas por la Unión Europea parecen ser una razón de peso para que los fabricantes empiecen a dar salida a modelos más ecológicos. 

Y es que las sanciones se calculan de la siguiente manera: la media de emisiones de los coches vendidos por cada marca no debe exceder los 95 gramos por kilómetro ya que, en el caso contrario, la empresa deberá abonar una multa de 95 euros por cada gramo de más. La cuantía puede llegar a ser, según los casos, millonaria. 

Cabe recordar que, para recortar en emisiones, los coches eléctricos no son la única opción. Además de los híbridos enchufables y los enchufables, también se puede apostar por combustibles alternativos menos contaminantes, como el gas licuado del petróleo o el gas natural comprimido, que llevan años funcionando y cuyo coste es mucho más económico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento