Cómo reparar una fuga en el radiador del coche: limpieza y mantenimiento

<p>La app te informa acerca de la dirección del sol o la temperatura exacta en el lugar donde aparques el vehículo.</p>
El calor afecta el funcionamiento del vehículo.
Pixabay

El sistema de refrigeración del coche, compuesto por varios elementos, permite que la temperatura de trabajo del motor no sobrepase ciertos límites y, por lo tanto, evita que este se estropee o sobrecargue. Del correcto funcionamiento de cada uno de sus componentes depende, entonces, que el motor del coche no sufra en exceso. 

El radiador es uno de los elementos que integran este sistema y, como cualquier pieza, también está expuesto a averías y fallos ante los que hay que estar atento para evitar que lleguen a provocar daños mayores. Uno de los problemas más habituales que puede mostrar esta pieza son fugas, ya que por el radiador pasa el líquido refrigerante para volver a enfriarse. 

Detectar una fuga en el radiador es una tarea relativamente sencilla. Si nuestro radiador sufre un escape de este tipo, lo más habitual es que deje una mancha verde al estar estacionado. Para localizar dónde está la fuga, habrá que abrir el capó y ver dónde rebosa líquido refrigerante. 

Cómo arreglarlo

Los mecánicos expertos de Ro-Des explican que una fuga en el radiador puede repararse de manera temporal, requiriendo siempre pasar por las manos de un mecánico, con los siguientes objetos: líquido refrigerante, un destornillador, sellador para sistemas refrigerantes, manguera de radiador y resina epoxi para radiadores. Aquellos productos más específicos se podrán conseguir en una tienda especializada. 

El procedimiento para taponar la fuga es el siguiente:

  • Una vez localizada la fuga, se quita el anillo que actúa de agarradera con la manguera de la que proviene la fuga y se limpia la abertura del radiador. Habrá que desconectar el otro extremo de la manguera.
  • Se instala la nueva manguera y se aprietan las agarraderas metálicas, sin dejar holguras. 
  • Se apaga el motor, se deja enfriar y se drena el radiador. 
  • Se limpia el lugar de origen de la fuga y se parchea con resina epoxi. 
  • Siempre con el motor frío, se desenrosca la tapa del radiador para verter líquido sellados. 
  • Quedará completar el depósito con una mezcla de agua y líquido refrigerante (a 40% y 60% de cantidad como combinación). 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento