Cómo detectar fugas de líquido de dirección para prevenir un problema más grave

Hay varios sistemas para detectar fugas en el circuito de la dirección.
Hay varios sistemas para detectar fugas en el circuito de la dirección.
©[ollo de Getty Images Signature] a través de Canva.com.

Los coches van ahora equipados con toda una serie avances de la ingeniería y la tecnología que han facilitado desde hace años la conducción. Uno de estos sistemas en la dirección asistida, que mejora enormemente la manejabilidad del coche. 

Para que la dirección funcione correctamente, al igual que en tantos otros sistemas del coche, se necesita que el líquido de dirección o aceite hidráulico se encuentre siempre en un nivel correcto. En el caso de que en el circuito de este líquido haya una fuga, la bomba de dirección podría estar funcionando en seco, lo que acabaría provocando una gran avería muy costosa de reparar.

Los síntomas que deben ponernos en alerta sobre una fuga en el sistema de la dirección asistida son:

  • Dirección asistida dura. Una fuga en el aceite hidráulico hará que la dirección asistida no sea tan eficiente. 
  • Dirección ruidosa. Si la dirección asistida hace mucho ruido cuando estemos aparcando, puede ser que estemos perdiendo líquido.
  • Pérdida visible de líquido en la dirección asistida. Este aceite es de color rojizo, verde o amarillo, así que deberemos alertarnos si vemos gotas de este color debajo de nuestro coche. 

Una vez que tenemos la sospecha (o la certeza) de que hay una fuga en el sistema, lo mejor es acudir al mecánico para que ellos se encarguen de detectar exactamente dónde está en el escape y repararlo. Los sistemas que se pueden utilizar, y que son habituales para detectar cualquier tipo de fuga, son:

  • Aerosoles especializados: mediante su aplicación se consiguen formar burbujas en aquellas zonas donde se produzca pérdida de gas. 
  • Inyección de colorante: se usan productos colorantes que reaccionan en el lugar donde se encuentra la fuga.
  • Láser y ultrasonidos: permiten detectar fugas realizando un diagnóstico por infrarrojos sin riesgo para la salud. 
  • Inspección ocular: cuando se trata de una fuga de líquido (aceite o líquido refrigerante) es fácil detectarla mediante la inspección ocular.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento