Cómo deslimitar una moto (y hacerlo de manera legal para no tener problemas)

Motos, Motocicletas, aparcamiento
Motocicletas aparcadas.
Europa Press - Archivo

Los diferentes permisos de conducir para motocicletas permiten ir escalando según la potencia del vehículo. Es decir, a cada carné le corresponden una serie de motos clasificadas según su cilindrada y su potencia de motor, por lo que hasta que no se consigue la licencia A no es posible conducir la moto que se quiera. 

Para optar por ciertos modelos de los que podamos encapricharnos pero que escapen de nuestro carné, o bien porque preferimos invertir en una motocicleta que luego nos siga siendo útil, es posible adquirir un vehículo más potente y limitarlo para que sea legal conducirlo. 

Pero, ¿qué pasa si luego queremos deslimitar la moto? Cuando se limita la potencia de una moto, habitualmente se instala un kit que puede costar entre 300 y 400 euros más la mano de obra y la Inspección Técnica que homologue la instalación. 

Pues bien, el proceso es tan sencillo como retirar el mismo kit. Sin embargo, no todo es tan fácil como parece y de no seguir el procedimiento necesario se puede o bien estropear la mecánica del vehículo o bien incurrir en una falta que puede llegar a ser grave. Cabe destacar que no es necesario deslimitar la moto, ya que con el permiso que dispongamos podremos conducirla igualmente, pero en el caso de querer hacerlo hay que seguir los siguientes pasos:

  • Acudir a un taller. Para evitar problemas o averías, lo mejor es acudir a un taller autorizado para que desinstalen el kit de limitación. Este paso es importante, ya que emitirán un certificado necesario para homologar la operación. 
  • Pasar la ITV. Una vez deslimitada, hay que acudir con la moto a la ITV para que el cambio quede registrado en la ficha del vehículo. Habrá presentar el certificado del taller que servirá para justificar que la motocicleta ya no cuenta con ningún limitador de potencia. Es muy importante que en la documentación de la moto se reflejen los datos reales de la misma.

Posibles consecuencias

En el caso de no seguir estas instrucciones o saltarse algún paso, desde Mapfre avisan que se puede incurrir en, al menos, una infracción administrativa con sanción incluida. Por ejemplo, en el caso de retirar el kit de limitación pero no pasar por la ITV, la documentación de la moto estará sin actualizar, lo que supone una falta grave penada con 600 euros de sanción e incluso la suspensión del carné de conducir.

En el supuesto de cometer alguna irregularidad en la deslimitación de la moto, otra de las consecuencias es la exclusión de las coberturas de la póliza: si se produce un accidente con una moto no autorizada, el motorista quedará desprotegido al no hacerse cargo la compañía de los posibles daños causados a terceros. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento