Logo del sitio

Ford Fiesta MHEV ST Line X: aprendiz de deportivo

  • Esta variante demuestra que no es necesario un motor de altísima potencia para una conducción divertida y dinámica.
Ford Fiesta MHEV.
El Ford Fiesta se actualizó a finales del año pasado y mejoró su estética, diferente en función de la versión.
D.P.

A finales del año pasado, Ford acometió la actualización de su histórico utilitario, el Fiesta, introduciendo leves retoques estéticos y enriqueciendo su equipamiento, sobre todo en los apartados de conectividad y seguridad.

Cada uno de los acabados tiene características propias, y nosotros hemos probado el más deportivo, el ST Line X. Con la imagen del ST como referencia (el tope de gama), desde luego esta versión se le acerca mucho, destacando la gran parrilla frontal –ahora con el logotipo de la marca insertado en el centro– y los paragolpes con amplias tomas de aire.

El perfil suave y afilado del Fiesta desde luego contribuye a dar carácter al conjunto, pero no sería lo mismo sin las espectaculares llantas de aleación de 17 pulgadas que calza esta versión.

Ford Fiesta MHEV.
El interior también tiene toques deportivos, como las costuras del volante y la tapicería, los elementos en símil carbono del salpicadero o los pedales metalizados.
D.P.

En la parte trasera toma protagonismo el alerón, el paragolpes y las nuevas ópticas de contorno oscurecido, elemento este que forma parte de la última actualización realizada.

Por dentro también está muy marcado el ambiente deportivo, empezando por los asientos envolventes o el volante de cuero, ambos con costuras en rojo, al igual que el forro de la palanca de cambios. También cuenta con pedalier metalizado y embellecedores en símil carbono en el salpicadero, en cuyo centro sobresale una vistosa pantalla de 8 pulgadas del sistema de infoentretenimiento Sync 3.

Ford Fiesta MHEV.
Espectaculares las llantas de aleación de 17 pulgadas.
D.P.

Como vemos, la “puesta en escena” no puede ser más adecuada, y queda saber si el resto del conjunto acompaña. La mecánica de esta versión es una Ecoboost microhíbrida de gasolina con un litro de cubicaje que está asociada a un sistema eléctrico de 48 voltios. Tiene solo tres cilindros, pero del bloque emanan 125 caballos que sobre el papel son suficientes para un coche de estas características. Obviamente, esa potencia queda lejos de los 155 CV del microhíbrido que configura el siguiente escalón, y no digamos del todopoderoso 1.5 Ecoboost de 200 CV del ST.

Con etiqueta Eco

Estamos, por tanto, en un coche de talante deportivo, pero con el valor añadido de la etiqueta Eco de la DGT y todas sus ventajas fiscales y de movilidad. Dentro, la posición de conducción es baja, aunque obviamente se puede regular. Ante nuestros ojos destaca el inmenso cuadro digital de 12,3 pulgadas, otra de las novedades introducidas en la última evolución. Desde luego ofrece mucha información, y la interfaz cambia en función del perfil de conducción seleccionado, Eco, Normal o Sport.

Ford Fiesta MHEV.
El botón superior, a la izquierda, sirve para seleccionar los modos de conducción.
D.P.

En movimiento, la dirección también se siente dura, tanto como la suspensión deportiva –que para eso lo es– de esta variante, sobre todo cuando se pasa por algún badén o resalto de la carretera, pero no nos ha resultado incómoda en la conducción cotidiana.

Es un coche pequeño, ligero y ágil, y eso hace que ruede a sus anchas por la ciudad y que se defienda muy bien en carretera, sobre todo en zonas sinuosas, siempre con un comportamiento equilibrado y predecible.

Ford Fiesta
La parte trasera presenta un voluminoso paragolpes y un pronunciado alerón en la parte superior.
D.P.

La ligereza también hace que el motor esté a la altura de las circunstancias con sus 125 caballos. Para ser una mecánica de tres cilindros, el sonido es agradable, y su rendimiento nos ha parecido muy bueno, porque de hecho parece tener más potencia de la que tiene. Es un motor elástico que se maneja bien entre 2.000 y 6.500 rpm, y eso hace que se pueda ejercer una conducción bastante dinámica, aunque no sea un coche de enormes prestaciones. También ayuda el sistema eléctrico, que aporta par y potencia al motor principal cuando se requiere, ideal al conducir en el modo Sport.

Al tacto deportivo también contribuye el cambio manual de seis marchas, que tiene un recorrido corto y es muy preciso al pasar de una marcha a otra.

Ford Fiesta MHEV.
La placa con las leyendas "Ecoboost" e "Hybrid" identifican que esta versión es microhíbrida de gasolina.
D.P.

Consumo muy aquilatado

Otro aspecto destacado de este Fiesta se refiere al consumo. En una conducción pausada, no hemos tenido dificultad para mantener la media homologada de 5,3 litros a los 100 km, y tras nuestra prueba, exigiendo puntualmente al motor, no hemos superado los 6,2 litros de gasto combinado, que es un también muy aquilatado y a lo que también contribuye el sistema eléctrico.

Ford Fiesta MHEV.
Estas ópticas LED con bordes oscurecidos son novedad tras la última actualización.
D.P.

El Ford Fiesta 1.0 Ecoboost Hybrid 125 ST Line X es la versión tope de gama y cuesta 24.300 euros, pero con descuentos está disponible desde 19.800. Por ese precio, además de los detalles anteriormente citados, este coche dispone de cristales traseros, luces LED, sistema de entrada y arranque sin llave, climatizador, iluminación ambiental, sistema de sonido Bang & Olufsen, cámara de visión trasera y sensores de aparcamiento, reconocimiento de señales de tráfico, control de crucero o monitor de objetos en ángulo muerto.

Ford Fiesta MHEV.
El maletero es profundo y llega hasta unos interesantes 311 litros de capacidad.
D.P.

FICHA TÉCNICA

Motor: gasolina.

Potencia (kW/CV): 92/125.

Cambio: manual, de 6 velocidades.

Largo (mm): 4.069.

Ancho (mm): 1.735.

Alto (mm): 1.484.

Maletero (litros): 311.

Velocidad máxima (km/h): 200.

De 0 a 100 km/h (seg.): 9,4.

Consumo medio (l/100 km): 5,3.

Emisiones CO2 (gr/km): 113.

Precio (euros): desde 20.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento