Logo del sitio

Las dos multas de hasta 20.000 euros que te puede poner la DGT, ¿a qué infracciones corresponden?

Un guardia civil, multando a un conductor tras una infracción.
Un guardia civil, multando a un conductor tras una infracción.
EUROPA PRESS/ALD AUTOMOTIVE

La cuantía de las multas que acompañan a las infracciones de tráfico pueden variar, y mucho, dependiendo de la gravedad que revista el tipo de falta al reglamento. Con el tiempo, además, también cambian las sanciones atribuidas a unos hechos u otros y puede ser que determinadas acciones pasen a considerarse más graves. Igualmente, no al mismo tipo de sanción le corresponde siempre la misma cantidad económica de multa, sino que esta puede variar dependiendo de las circunstancias, del conductor... 

El hecho delictivo y las circunstancia puede provocar que la DGT nos imponga una multa de tráfico de hasta 20.000 euros, entonces. ¿A qué tipo de infracciones corresponde esta cantidad exorbitada de multa? La primera está relacionada con el estado de la calzada y de la infraestructura viaria: dañar el asfalto o el resto de la infraestructura, por motivos relacionados con la masa y el tamaño del vehículo y con la obtención de una autorización administrativa pertinente, se castiga con multas de entre 3.000 euros y 20.000 euros, dependiendo de la gravedad del daño y de otros factores.

El segundo supuesto es por causar, igualmente, daño o modificaciones en las señales de tráfico. Alterar la información impidiendo que el resto de usuarios puedan interpretarlas, ocultarlas o estropearlas estará también castigado con el mismo rango de sanción. Estos hechos están considerados tan graves porque ponen en riesgo la circulación y atentan contra la seguridad vial de los demás conductores. 

¿Y de 30.000 euros?

Además de estas dos desorbitadas sanciones, la ley de Tráfico prevé otro supuesto en el que la multa ascendería no solo a los 20.000, sino hasta los 30.000 euros. Se trata de una infracción tipificada par frenar la instalación de dispositivos inhibidores de radar en los coches. Llevar uno de estos aparatos está castigado ahora con 6.000 euros de multa y la pérdida de 6 puntos, pero esta multa crecería hasta los 30.000 euros para aquellos talleres responsables de instalar el inhibidor de radar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento